Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 22:55

Cocaleros de Yungas expulsan a fuerzas militares erradicadoras

Cocaleros de Yungas expulsan a fuerzas militares erradicadoras

Aproximadamente 400 cocaleros, entre varones, mujeres y niños, de las centrales La Asunta, Litoral, Río Cajones y Puerto Rico, de la provincia Sud Yungas del departamento de La Paz, lograron expulsar a seis instructores y una decena de soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), pasada las 19.00 horas de este domingo.

 Un ampliado de productores de la hoja de coca determinó la expulsión de la FTC, por presuntos abusos de los derechos de los colonos. Se los acusa de detenciones ilegales y agresiones físicas.

El comandante de la Unidad de la FTC en La Asunta, teniente Cristian Zubieta Rojas, minutos antes de la expulsión, advirtió que estaban en una situación incómoda y que iban a insistir para quedarse, pero a las 19.17 abandonaron la zona.

"Los que han ingresado (a la unidad militar) algunos tienen chicotes y palos pero vamos a evitar la violencia. Pedir que esto salga de forma pacífica efectivamente venció el plazo. Nosotros somos 20 ante 400 personas que estaban por las instalaciones de la unidad”, sostuvo el oficial.

Minutos después, el oficial con el rostro ensangrentado -por presuntos ataques de los productores de la hoja de coca- abandonó la población yungueña en su vehículo particular. El grupo restante se dirigió a La Paz en otro motorizado y una ambulancia, según reportó radio Maya de Erbol.

El secretario general de la Central Agraria Campesina La Asunta, Pascual Mamani, dijo que hasta hoy estuvieron "sometidos y abusados en sus derechos" por los efectivos militares y el gobierno de Evo Morales incumplió con el convenio.

“No hubo atropello”, las cuatro centrales vamos defender nuestros derechos hasta las últimas consecuencias porque con la producción de la coca vivimos humildemente. “Aquí están los productores de la sagrada hoja de coca que no van a permitir la racionalización, porque vivimos de ella. Así como hemos apoyado al gobierno nacional y pedimos que respeten los derechos de los productores de la zona tradicional” sentenció.

El dirigente de la misma central, Mario Miranda, anteriormente indicó muy molesto que los efectivos tenían 120 minutos, hasta las 18.00 para retirarse del lugar; la advertencia se cumplió hasta antes de las 19.00 donde los 20 militares salieron de la zona entre abucheos y agresiones.

 Erbol vanamente intentó comunicarse con autoridades del Ministerio de Gobierno para conocer su versión, empero sus celulares estaban apagados.

Cocaleros agreden a corresponsal de Erbol

 La comunicadora popular, Daysi Poma, reportera de Erbol en La Asunta, fue agredida por algunos cocaleros de la zona que hacían la vigilia, hasta conseguir la salida de los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta.

 La corresponsal dijo que las personas participantes de la movilización confundieron su labor periodística y de manera arbitraria la quitaron una cámara fotografía y su teléfono celular, que posteriormente pudo recuperar gracias al auxilio de algunas personas conocidas de La Asunta. El hecho fue denunciado en la Policía del municipio.

 “El dirigente Mamani conoce la labor que cumplo para Erbol, pero no pudo controlar los ánimos de las personas, en especial de la comunidad de Villa Esperanza. Me agredieron haciendo caso omiso a la explicación”, denunció Poma.