Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 13 de octubre de 2019
  • Actualizado 19:31

Chile rechaza pedido boliviano para administrar puerto de Arica

Chile rechaza pedido boliviano para administrar puerto de Arica

El Gobierno de Chile rechazó el pedido del vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, para que el país se haga cargo de la administración del puerto de Arica, por una cuestión de soberanía y porque “no hay razón ni justificación”.

El cónsul chileno, Jorge Canelas, recordó este viernes que la infraestructura en las costas del océano pacífico les pertenece y que el servicio que presta a Bolivia es “reconocidamente eficiente”.

La petición del Gobierno de La Paz es una respuesta a las denuncias de los importadores y exportadores que criticaron que la empresa privada que administra el puerto de Arica, Terminal Puerto Arica (TPA), incrementó el costo hasta en un 100 por ciento del pesaje de carga.

“Resulta lamentable que el Viceministro intente presentar el (último) acuerdo (tarifario) como una imposición de su Gobierno, expresiones de esa naturaleza sólo dañan las relaciones”, afirmó.

Canelas refirió que la forma cómo Chile administra sus puertos y cómo negocia es una cuestión soberana.

“En primer lugar, aclarar que fue la empresa portuaria de Arica acompañada por la concesionaria quien negoció y cerró este acuerdo tarifario, no el gobierno ni la cancillería de Chile. El acuerdo se logró después de un esfuerzo chileno prolongado para exponer a la parte boliviana los sustentos técnicos, no arbitrarios, que la empresa concesionaria justificó en las reuniones”, comentó.

Según Chile, el acuerdo tarifario entre La Moneda y el concesionario determinó un alza de 18.2 por ciento en las tarifas que se le cobra a la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B). Este rango regirá hasta diciembre de 2013.

“Chile no busca ganar recurriendo a este tipo de juegos políticos, sino cumplir con buena voluntad su compromiso de fortalecer el entendimiento entre nuestros pueblos. Cabría hacer notar que las negociaciones descritas apuntan a conceder tarifas preferenciales a la carga boliviana por Arica y en caso de no llevar a término un acuerdo sobre la materia, el efecto sólo sería el que la carga boliviana quedase afecta a los montos tarifarios generales para todos los usuarios chilenos del puerto”, indicó.

El problema del puerto de Arica se sumó a la cadena de encontrones entre La Paz y Santiago, luego del fracasado intento de consensuar la agenda de 13 puntos, que acordaron el presidente Evo Morales con la ex mandataria Michelle Bachelet.

La decisión de recurrir al Tribunal de La Haya para saldar la centenaria demanda marítima boliviana, enfrió más un anterior acercamiento que se había desarrollado, pese a la inexistencia de relaciones diplomáticas desde hace décadas atrás.