Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 15 de noviembre de 2019
  • Actualizado 22:39

Bolivia no está preparada para acabar con la epidemia del VIH sida para 2030

Bolivia no está preparada para acabar con la epidemia del VIH sida para 2030
Bolivia no está lista para terminar con la epidemia del virus de inmuno deficiencia humana (VIH) el 2030. Esa una de las principales conclusiones del “Primer Conversatorio con Personas Involucradas en la respuesta al VIH en Bolivia”, realizado el 29 de agosto pasado. Participaron 24 representantes de 13 organizaciones,líderes independientes y activistas locales, nacionales e internacionales, gais, lesbianas, bisexuales, mujeres trans, personas con VIH, trabajadoras sexuales, personas con VIH y jóvenes.

“No hay una voluntad política para asignar recursos económicos adecuados para la prevención del VIH y la atención a las personas con VIH en los servicios de salud, tampoco una estrategia para formar al personal de salud acorde a la epidemia”, según las conclusiones del evento organizado por el Instituto de Desarrollo Humano.

Es esencial que la Profilaxis Pre Exposición Para Personas sin VIH(PrEP) y el Tratamiento como Prevención para Personas con VIH (TasP)deben difundirse en las poblaciones con alto riesgo de infectarse con el VIH para evitar su transmisión. La información sobre el TasP debe ser difundida en el personal de salud para lograr que las personas con VIH tengan una carga viral indetectable, que evita la transmisión del VIH, aún en relaciones sexuales sin preservativo.

Los participantes del Conversatorio demandaron que los servicios de salud sean accesibles a la población más vulnerable y a las personas con VIH.

Los asistentes acordaron unir fuerzas entre las diversas poblaciones vulnerables al VIH, las personas con VIH y las organizaciones, con el fin de desarrollar un programa de incidencia política.

Por último, pactaron la formación de nuevos liderazgos de todas las poblaciones, para renovar energías, apropiarse de las nuevas estrategias que se están aplicando en diferentes países y establecer una coordinación más estrecha con las bases de las comunidades afectadas por el VIH.