Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 09:39

Bolivia y EEUU reanudan relaciones diplomáticas y reponen sus embajadores

Bolivia y EEUU reanudan relaciones diplomáticas y reponen sus embajadores

Los gobiernos de Bolivia y Estados Unidos suscribieron, este lunes, finalmente el “convenio marco” que normalizará sus relaciones diplomáticas, afectadas desde hace tres años por el retiro recíproco de los embajadores.

El documento fue firmado por la subsecretaria de Asuntos Globales en el Departamento de Estado de Estados Unidos, María Otero y el vicecanciller de Bolivia Juan Carlos Alurralde, en un acto reservado realizado en la sede de la Cancillería de Estados Unidos, en Washington.

“Esperamos el pronto retorno de embajadores a Washington y La Paz y una relación de colaboración más productiva para el beneficio de nuestros pueblos”, señala el acta que fue suscrita por estas dos autoridades diplomáticas.

“El convenio marco de relaciones bilaterales de respeto mutuo y colaboración”, que  describe las áreas de importancia crítica para la relación entre ambas naciones, compromete a la partes a promover el acercamiento entre los pueblos y  “apoyar acciones eficaces de cooperación contra la producción y tráfico ilícito de estupefacientes, basadas en la responsabilidad compartida; mejorar la cooperación judicial”..

A merced del nuevo pacto diplomático Bolivia y Estados Unidos crearon el “Consejo de Comercio e Inversiones” y una “Comisión Mixta” al marcar un hecho inédito entre ambas naciones, distanciadas además por efecto de los distintos enfoques de cooperación comercial.

Hace algunos días atrás, el Jefe de la diplomacia boliviana, David Choquehuanca había anticipado que el acuerdo reivindicará el respeto mutuo y la soberanía nacional.  El documento, demoró tres años en ser aprobado.

En septiembre de 2008, el presidente Evo Morales expulsó al embajador de Estados Unidos de entonces, Philip Goldberg, al acusarle de propiciar intromisión política y en momentos en los que Bolivia sufría por efecto de una crisis política atizada por el debate de la nueva Constitución Política del Estado.

En reciprocidad, el gobierno de Estados Unidos expulsó al embajador boliviano Gustavo Guzmán con lo que las relaciones diplomáticas redujeron su perfil político al nivel de encargados de negocios.

A partir de este nuevo entendimiento diplomático, también se aguarda que Estados Unidos junto con Brasil suscriba el acuerdo tripartito para la contabilización independiente de la coca excedentaria erradicada.