Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 13:48

Bolivia y Chile suman otros temas a su larga controversia

Bolivia y Chile suman otros temas a su larga controversia
Bolivia y Chile han mantenido tradicionalmente entredichos por la demanda marítima boliviana, pero este último tiempo se sumó la denuncia del armamentismo que se pronunció desde la gubernamental Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), el Legislativo, aunque la Cancillería no tomó posición oficial al respecto.

El diputado del MAS, Edwin Tupa, consideró que la denuncia de Diremar sobre la carrera armamentista de Chile, es una acción coordinada con la Cancillería.

“En el Gobierno nacional se maneja coordinadamente y no es casual alguna información que se pueda dar”, afirmó.

El director de la gubernamental Diremar, Juan Lanchipa, advirtió que el Poder Legislativo de Chile está considerando la nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa (ENSYD 2012 - 2024), que tiene la finalidad de financiar y potenciar a sus Fuerzas Armadas para enfrentar situaciones de guerra en la región sudamericana.

En tanto que el presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, consideró como alarmante la estrategia armamentista de Chile para el decenio 2012-2024 y pidió a la Cancillería boliviana una investigación diplomática.

Además, afirmó que ese plan considera como “futuras confrontaciones interestatales” a los diferendos por las aguas de las vertientes del Silala y el río Lauca, ambos de Bolivia.
PERÚ Bolivia y Perú se vieron envueltos en un incidente que involucra presuntamente a militares y civiles, con posiciones encontradas.

Inicialmente se habló de invasión peruana a territorio boliviano, como lo manifestó el gobernador de La Paz, César Cocarico, quien fue refutado por la embajadora del Perú, Silvia Alfaro, al rechazar esa afirmación y aseguró que se desarrolló un operativo contra el contrabando en territorio peruano.

Cocarico lamentó que la embajadora del Perú, Silvia Alfaro, insista en que los funcionarios de su país no ingresaron hasta Suches, que está ubicada a 300 kilómetros de La Paz en la frontera Bolivia-Perú.

Una vez recabada la información oficial, el vicecanciller Juan Carlos Alurralde informó que Bolivia pedirá a Perú la devolución de la maquinaria y equipo pesado confiscado a mineros bolivianos en la población fronteriza aledaña al río Suches, después que ese despacho recibió documentos que acreditan la propiedad de esa maquinaria.

Sobre este tema, la Comisión Técnica Binacional del río Suches, conformada por los gobiernos de Bolivia y Perú, se reunirá el 4 de septiembre, para buscar soluciones “favorables a las buenas relaciones” entre ambos países sobre el conflicto fronterizo protagonizado por militares peruanos y mineros bolivianos.