Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 23:12

Bolivia y Brasil alistan ejercicios aéreos para lucha contra el narcotráfico

Bolivia y Brasil alistan ejercicios aéreos para lucha contra el narcotráfico

A partir del domingo 22 de julio, militares de Bolivia y Brasil realizarán ejercicios aéreos combinados, para la futura lucha contra el narcotráfico, en los puntos fronterizos de Puerto Suárez y Campo Grande.
La operación Bolbra II se cumplirá durante cinco días, con el apoyo de cinco aeronaves y la participación de efectivos militares de ambos países.
El operativo de “vigilancia, detección, identificación e intercepción de vuelos irregulares” fue confirmado, en medio de una polémica diplomática, a raíz del asilo político que concedió hace más de un mes el gobierno de Brasilia al senador opositor boliviano Roger Pinto.
Un comunicado de la Dirección General de Relaciones Públicas de la Fuerza Aérea Boliviana señala que este ejercicio tiene como objetivo “practicar medidas de patrullaje aéreo, según las normas binacionales, en los tránsitos aéreos simulados que cruzan la frontera de ambos países”.
La misión de este evento militar –dice la nota- es “emplear los medios aéreos y de vigilancia y control aéreo de la Fuerza Aérea Brasileña y los medios aéreos de la Fuerza Aérea Boliviana, desplegados en las regiones oeste de Brasil y este de Bolivia respectivamente, para realizar las tareas de detección, identificación, interceptación y transferencia de tránsitos aéreos de interés a fin de capacitar a la FABRA y FABOL en operaciones coordinadas y de seguridad cooperativa sobre su espacio aéreo de interés común entre los dos países”.
En marzo pasado la embajada de Brasil había anticipado que “Bolbra II representa un nuevo paradigma para la coordinación entre los dos países en lo que concierne al control del espacio aéreo y de fronteras, que fortalecerá los esfuerzos conjuntos de lucha contra el narcotráfico y las relaciones profesionales entre la Fuerza Aérea Brasileña y la Fuerza Aérea Boliviana”.
La tarea tiene el fin de la lucha contra el narcotráfico, señalaron desde el Gobierno de Planalto.
Fricciones diplomáticas
Los ejercicios militares se prolongarán hasta el 29 de julio, en tanto el gobierno boliviano ratificó este viernes que no concederá el salvoconducto que requiere el parlamentario Pinto para salir del país, luego que la presidencia de Dilma Russeff autorizó el asilo.
Autoridades del parlamento boliviano se anticiparon en anunciar que la polémica que se desató con el caso Roger Pinto, no perjudicará las relaciones diplomáticas entre ambos países.
La Cancillería brasileña no emitió mayores comentarios sobre la postura de gobierno de La Paz, salvo la declaración reciente de su embajador, Marcel Biato.