Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 05:38

JUAN CARLOS OSSIO VIDAL

“Las aerolíneas bolivianas deberían formar una alianza”

El gerente de Boliviana de Aviación planteó que se desarrollen políticas de Estado para encarar la apertura de mercados. Habló de la situación de la empresa estatal que dirige.
Juan Carlos Ossio Vidal en la oficina de la Gerencia de BOA en Cochabamba. | Noé Portugal
Juan Carlos Ossio Vidal en la oficina de la Gerencia de BOA en Cochabamba. | Noé Portugal
“Las aerolíneas bolivianas deberían formar una alianza”

Haciendo una pausa en su agenda del día, Juan Carlos Ossio Vidal nos recibe con amabilidad en la oficina que ocupa hace poco más de un mes, desde que asumió la gerencia general de Boliviana de Aviación. 

Desde el inicio de la conversación se percibe la versatilidad que tiene en su preparación académica y experiencia laboral, especialmente en el campo de la aeronáutica, lo que le permite realizar un análisis de la situación de Bolivia en este campo. 

“La aeronáutica boliviana tiene que encarar, de manera inteligente, los desafíos del mercado mundial. Esta es una industria de redes, una industria globalizada, basada en conexiones, aquí no vale tener un modelo endógeno. Por eso hay alianzas de muchas aerolíneas en el mundo”, sostiene.

Por esta razón, añade, “lo que tenemos que hacer es unirnos todas las aerolíneas, nuestro mercado es reducido y nuestras empresas son pequeñas. Ni juntando todas las aeronaves de las empresas aeronáuticas en Bolivia hacemos la quinta parte de lo que tiene una empresa del tamaño de Avianca, por ejemplo, para hablar de Latinoamérica”. 

Entonces, “no vale la pena que vayamos cada uno por su lado, deberíamos unirnos y plantear políticas de Estado, no de gobierno, que nos fortalezcan y nos preparen para encarar de manera inteligente lo que se va a venir tarde o temprano, que son: aperturas de mercados”, explica Ossio.

Al margen de impulsar esta alianza, la nueva autoridad de BoA sostiene que es vital para el país impulsar el proyecto del hub en Viru Viru.

Un hub es como un pun- to donde confluyen los vuelos de varias aerolíneas y se los distribuye a diferentes destinos. En Latinoamérica existen cuatro importantes ubicados en Sao Paulo, Buenos Aires, Lima y Santiago de Chile .

Para Ossio, Santa Cruz tiene buenas condiciones para surgir como un nuevo hub, porque los cuatro anteriores están llenos, tendrían que invertir muchos recursos para ampliarse. “Tenemos que mover más pasajeros, más carga, esto va a generar fuentes de empleo”, comenta. 

Después de esta introducción, se aborda otro tema importante con Juan Carlos Ossio: las condiciones en las que encontró la empresa estatal que, ahora, gerenta.

Sabemos que la población necesita saber cómo se administró BoA desde su creación hace 12 años. Es por eso que, el gerente anuncia que “se realizarán auditorías que serán encargadas a empresas especializadas en temas financiero, de mantenimiento y de operaciones”.  

Sin embargo, al poco tiempo de su posesión Ossio denunció algunas irregularidades en la administración de BoA. 

“Lo que sí hemos manifestado públicamente con el ministro de Obras Públicas, Yerko Núñez, son los casos que, por su notoriedad, salen a la luz.  Por ejemplo, el tema de BOA regional. Alguien tiene que explicar por qué el año 2015 una empresa que tiene aeronaves medianas a grandes, decide incursionar en un mercado regional con aviones de otra marca, de capacidad mucho más reducida (50 pasajeros)”, dice.

“Se invirtió 12 millones de dólares en las dos aeronaves que operaron desde el 2015 hasta mediados de agosto/septiembre de este año —es decir un poco más de tres años y medio—, y cuya operación reporta cuatro millones de dólares en pérdida operativa”, añade Ossio.

En síntesis, los dos aviones generaron cuatro millones de pérdida sumados a los 12 millones que se invirtieron. “Tenemos una pérdida, hasta el momento detectada de 16 millones, que pueden ser más”, acota.

Esas dos aeronaves pequeñas (CRJ 200) están inutilizadas porque tienen un daño estructural. 

Actualmente, BoA cuen- ta con una flota de 20 aeronaves, de las cuales dos no operan. “Imagínese que el 10% ya presenta una sintomatología de pérdida inicial, que —posiblemente— tras las evaluaciones de la auditoría puedan ser números mayores.

Otro tema del que se conversó en esta oportunidad es la concesión del catering —servicio de alimentación que provee una cantidad determinada de comida y bebida a los pasajeros de las aerolíneas comerciales durante un vuelo—, puesto que hay cierto desconocimiento del proceso de adjudicación del mismo. 

“Hay denuncias de que el proceso de concesión al actual proveedor del servicio, Catering Vargas, estuvo viciado de muchas anomalías, vamos a abrir un caso sobre esto. Al parecer, el exgerente financiero de BoA instruyó a la unidad solicitante que renueve el contrato con la mencionada empresa, de manera directa, sin una licitación”, informa el actual gerente.

Ante esta situación, las nuevas autoridades de esa aerolínea determinaron no ampliar el contrato con la empresa Catering Vargas, que fenece a fin de año.

Lo que hicieron fue ampliar por 60 días el contrato con la empresa Gate Catering, que suministra el servicio en las rutas de Miami y Madrid, para que atienda a las rutas nacionales de BoA.

Hablando de vuelos, se aprovecho la oportunidad para preguntar a Ossio sobre cómo piensan garantizar el servicio público de BoA y si las aeronaves tienen un buen mantenimiento, dado los percances que ocurrieron en algunos vuelos en los últimos meses. Sobre esto dijo: “A nivel técnico, me atrevo a decir que, el mantenimiento que se brinda a las aeronaves está certificado. Evidentemente han habido retrasos, algunas cancelaciones e incidentes, pero esto no se puede decir que se deba a un mal manejo de seguimiento”.

“En Boa existe gente consciente de la responsabilidad de su trabajo, y existe una autoridad aeronáutica que hace seguimiento. Ahora, tenemos que ponernos a trabajar para que la empresa sea más eficiente, más rápida. y para detectar las causas de los retrasos en los vuelos o la detección de una alarma”.

Para enfatizar más sobre la seguridad de los vuelos añade: “Los incidentes ocurren en aeronáutica. Y si uno analiza estadísticamente la cantidad de operaciones que ha tenido BOA respecto a sus incidentes, definitivamente, estamos en una rango muy bajo. No se puede decir que sea una compañía riesgosa para volar, completamente lo contrario”.

Para finalizar, el actual gerente de BoA también anunció que se hará una auditoría para verificar las ganancias reportadas durante los 12 años de vida de la empresa.

“Por la experiencia que tenemos en el sector nos atrevemos a decir que es  raro que una empresa con las características que tiene BoA haya presentado balances que arrojaron ganancias importantes durante todos los años”.

PERFIL

  • Juan Carlos Ossio Vidal nació en La Paz. Cuando salió bachiller viajó a Brasil para estudiar Administración de Empresas en la Universidad Católica de Pernambuco. Tiene una maestría en Finanzas Corporativas y múltiples cursos de postgrado realizados en Bolivia, Argentina, Chile, Colombia e Inglaterra.
  • Ha trabajado en organismos internacionales como: Naciones Unidas, Banco Mundial con el Proyecto Integral de Desarrollo Infantil-PIDI.
  • Su experiencia laboral es amplia y en diferentes sectores:  gerente de Acribol, director de Regulación de la Superintendencia de Transportes, gerente del aeropuerto de Santa Cruz con Servicios de Aeropuertos Bolivianos (SABSA/Abertis) y vicepresidente financiero de Amaszonas, entre los cargos más importantes.
  • A nivel personal está casado con María Teresa Kempff. Sus hijos Nicolás y Lucia completan su familia. Su ciudad de residencia es Santa Cruz, desde hace 15 años.