Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de agosto de 2020
  • Actualizado 16:39

MILES DE MAESTROS RURALES, QUE BLOQUEABAN LA CARRETERA EN LA ZONA DE LA APACHETA, SE ENFRENTARON VIOLENTAMENTE CON LA POLICÍA QUE LOS REPRIMIÓ CON GASES Y BALINES

Maestros rurales y policías luchan en el altiplano

Maestros rurales y policías luchan en el altiplano



Miles de maestros bloquearon la principal carretera de Bolivia, que une las ciudades aledañas de La Paz y El Alto con el resto del país, y chocaron violentamente con policías antimotines, con un saldo de al menos 7 heridos según fuentes oficiales.

El sector denominado La Apacheta, sobre la carretera La Paz-Oruro, fue el escenario donde ayer se registraron los más violentos enfrentamientos entre maestros rurales y policías en estos diez días de huelga general indefinida convocada por la Central Obrera Boliviana (COB).

El secretario ejecutivo de la Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, Pedro Tanaca, informó sobre seis profesores heridos en los enfrentamientos, quienes fueron llevados a diferentes centros médicos de la ciudad de El Alto; mientras que por el lado de la Policía oficialmente se conoce de dos uniformados lesionados: el subteniente Wílder Villca (22) y el cabo Juan Pablo Aro (26), ambos se encuentran en el Hospital Obrero de La Paz.

De acuerdo con la Red Erbol, profesores del magisterio rural de los núcleos educativos de las provincias Los Andes, Ingavi, Loayza, Aroma y Manco Kapac comenzaron a bloquear la carretera La Paz – Oruro desde las 06:30, media hora más tarde llegaron los efectivos policiales quienes, haciendo uso de gases lacrimógenos, intentaron despejar la ruta, esfuerzo que fue inútil debido a la belicosidad de los docentes que no abandonaron el lugar, hasta las siete de la noche.

El comandante de la Policía Departamental, coronel Roberto Tórrez, dijo que los bloqueadores habían apedreado a los autobuses de transporte interdepartamental en La Apacheta.

El cierre de la principal carretera se produce en el noveno día consecutivo de huelgas, marchas callejeras y disturbios en todo el país, liderados por la Central Obrera Boliviana (COB).

El jefe policial aseguró que para resguardar la seguridad de los pasajeros se prohibió la salida de buses de las terminales terrestres de La Paz y Oruro, hasta que el bloqueo de los docentes se levante. Además, justificó la presencia de los efectivos antimotines, pertenecientes a la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) para “romper” el bloqueo.

El ministro de la Presidencia, Óscar Coca, sobre los sucesos de La Apacheta, dijo que el Estado tiene la misión de precautelar la seguridad pública ante el uso de la dinamita porque los manifestantes, que acatan el paro de la COB, no tienen derecho de amedrentar a la población.

Los maestros rurales en Guarayos, capital de la provincia del mismo nombre, efectuaron el segundo día del bloqueo en la carretera que une Trinidad con Santa Cruz, donde se encuentran varados centenares de vehículos cargados de mercadería y pasajeros, que esperan la solución del conflicto desde la madrugada del jueves.

Las carreteras Santa Cruz – Camiri y Camiri – Yacuiba fueron interrumpidas por el bloqueo.

En Puerto Suárez, de la misma forma, los profesores protagonizan el bloqueo de la carretera internacional que vincula Bolivia y Brasil desde las 04:30 del viernes en respaldo a las movilizaciones de la Central Obrera Boliviana (COB) en La Paz.