Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 07:51

EL CONVENIO POSIBILITARÁ EL CONTROL DE LA REDUCCIÓN DE CULTIVOS EXCEDENTARIOS EN ÁREAS ERRADICADAS Y RACIONALIZADAS. UTILIZARÁN TECNOLOGÍA DE PUNTA PARA DETECTAR ZONAS DE CRECIMIENTO

EEUU, Brasil y Bolivia unidos contra la coca ilegal

EEUU, Brasil y Bolivia unidos contra la coca ilegal



Con el objetivo de tener un mejor control y mayor precisión en las áreas de cultivo excedentario de la hoja de la coca para su erradicación, Estados Unidos, Brasil y Bolivia firmaron en reserva, ayer, el acuerdo trinacional de lucha antidrogas en las instalaciones de la Cancillería del Estado Plurinacional.

“El proyecto promoverá la coordinación técnica y científica entre los países firmantes con el fin de tener un mejor control y mayor precisión en las áreas de cultivo excedentario de coca para su erradicación”, indica el comunicado conjunto.

El consejero de Prensa de la Embajada de Brasil, Manuel Montenegro, confirmó la suscripción de los memorándums de entendimiento sobre el apoyo técnico piloto: Sistema de control integrado de la reducción de cultivos excedentarios de coca. Resaltó que el convenio posibilitará el control diario de los cultivos de coca y la lucha para la erradicación de cultivos en áreas no habilitadas.

En representación de Bolivia se contó con la presencia del ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez Serrano; por Brasil el embajador en Bolivia, Marcel Fortuna Biato; por EEUU el encargado de Negocios a.i. de la Embajada de Estados Unidos, John S. Creamer.

Este proyecto además será llevado a cabo por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) en Bolivia.

John S. Creamer explicó en su intervención que no existe país alguno, incluido EEUU, que pueda enfrentar la amenaza del narcotráfico. Motivo por el que se recurre a la colaboración de otros países.

Destacó que el acuerdo muestra el compromiso de la comunidad internacional en la lucha contra el narcotráfico bajo el principio de  responsabilidad compartida.

El Embajador de Brasil, por su lado, explicó que el narcotráfico debe ser un tema de preocupación y que ante ello se colaborará a Bolivia más allá de los proyectos que se tiene en el área energética y de la agricultura. “No podemos avanzar en estos temas si no enfrentamos al narcotráfico”, explicó.

En ese sentido, el ministro de Gobierno de Bolivia, Wilfredo Chávez, dijo que la lucha antidroga es fundamental para la sociedad mundial en su conjunto y sobre todo en los tiempos modernos en los que se vive, siendo el narcotráfico un problema global.

 Aclaró que el convenio debe darse respetando a la hoja de coca en su estado natural y en defensa de las tradiciones ancestrales del Estado Plurinacional como el masticado será el camino.

 Aclaró que al haber denunciado la Convención de Viena sobre Estupefacientes, acuerdo que penaliza el masticado de la hoja, Bolivia intensifica más aún su lucha antidroga. “Es importante encarar esta lucha tripartita respetando la soberanía porque es en ese camino en el que podremos encontrar luces para este propósito”, recalcó.

Tecnología contra el narcotráfico

Para el control de la expansión de los cultivos de coca se prevé que se utilicen equipos de medición de alta precisión (GPS y Distanciómetro láser), imágenes satelitales y software de procesamiento digital para análisis de los datos georeferenciales.  

El acuerdo, indica que los respectivos equipos y entrenamiento para el uso de los mismos sean proporcionados por Estados Unidos y que las imágenes y su respectiva capacitación (para su obtención e interpretación) sean brindadas por Brasil.

“En tanto, Bolivia realizará el trabajo de campo y proporcione la infraestructura necesaria”, manifiesta el comunicado.

Este proyecto piloto también apoyará la capacitación del equipo técnico boliviano, quienes deberán proceder a  la recolección de datos con el uso de mejor tecnología.

En noviembre pasado debió firmarse el acuerdo, sin embargo la Cancillería boliviana suspendió la suscripción debido a que observó su contenido.