Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:00

UNA MADRE SE ENCERRÓ EN UNA JAULA CON SU HIJA. AMENAZAN INCLUSO CON INMOLARSE EN DEFENSA DEL BONO

Discapacitados se crucifican y el diálogo sigue congelado

Discapacitados se crucifican y el diálogo sigue congelado



La caravana de discapacitados que cumple una huelga de hambre desde el viernes a una cuadra de la plaza Murillo y que se encuentra cercada por barreras policiales, radicalizó sus medidas de presión en busca de conseguir un bono solidario anual.

Al menos cuatro de los miembros de la protesta procedieron a crucificarse y una señora a enjaularse con su hija. Los hechos se registraron entre las calles Ingavi y Yanacocha. El dirigente de la protesta, Carlos Mariaca, informó que en las próximas horas se tomarán otros mecanismos y más crucificados.

Después de los enfrentamientos con la Policía el jueves, la caravana de discapacitados logró instalar un punto de vigilia a una cuadra de la plaza Murillo. En respuesta, la Policía cercó la protesta también a una cuadra a la redonda  y se encuentra alerta para detener a cualquier presunto infiltrado. El tránsito vehicular está cortado en las inmediaciones del Km 0.

Ayer, al menos 250 discapacitados, instalados en la esquina de las calles  Ingavi y Yanacocha, recibieron la solidaridad de la gente y de instituciones allegadas a las personas con capacidades especiales. Ahora cuentan con una carpa y atención de médicos.

INMOLACIÓN Uno de los dirigentes de la marcha, Camilo Bianchi, sostuvo desde su silla de ruedas que ante la falta de respuesta inmediata del Gobierno ante la petición de la caravana de un bono de unos 3.000 bolivianos, equivalentes a 430 dólares estadounidenses anuales, no descartan asumir medidas más radicales que una huelga de hambre.

“No queremos utilizar medidas radicales, pero nos están obligando a eso. Queremos evitar que el pueblo boliviano sufra un trauma por lo que queremos hacer: la inmolación”, dijo Bianchi.

El dirigente también denunció que la Policía aprovecha la dispersión de sus familiares y de algunos ciudadanos que los apoyan en su protesta para detener a amigos presuntos infiltrados que estarían generado tensión.  

DETENIDO Al promediar el mediodía de ayer, el hijo del secretario general de la caravana de los 100 días, Eli Pedriel, fue detenido de manera sorpresiva por policías en la calle Yanacocha, a una cuadra del punto de protesta. 

El diputado Jaime Estívariz se apersonó hasta la vigilia, para denunciar abuso de poder. Sostuvo que si la Policía  iba a continuar con ese procedimiento, los discapacitados estaban dispuestos a entregarse para reclamar sus derechos desde las celdas.

En el Legislativo, la presidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado, dio una conferencia de prensa, respecto a la Ley de Trato Preferente que determina la cancelación de un bono, pero que no establece el monto. “El día de ayer (jueves) hemos aprobado en grande y en detalle la Ley General para Personas con Discapacidad que es un notable avance. Se han modificado cuatro artículos, con relación a los microcréditos, la relación en el tema del trabajo, la creación de centros de rehabilitación, entre otros, que van en beneficio de las personas con discapacidad”, dijo Delgado al anunciar que el documento pasará al Senado.

Por su parte, Estívariz dijo que el establecer un bono no garantizaría una renta vitalicia para los discapacitados ni tampoco una sostenibilidad de este beneficio que desde el Ejecutivo se limitó a 1.000 bolivianos. “En las próximas horas nos reuniremos y tomaremos nuevas medidas de presión para tener una norma que sea consensuada con los discapacitados; no queremos adelantar nada pero incluso estamos dispuestos hasta colgarnos”, dijo.  

Mientras tanto, la Policía cerca la vigilia en una cuadra a la redonda impidiendo el tránsito de los vehículos, sobre todo del transporte público, a la plaza Murillo. Los cercos policiales exigen credenciales o alguna documentación a los ciudadanos para poder ingresar al centro del poder político. Los efectivos están escoltados por camionetas policiales. Se pueden observar a mujeres policías incluidas en las barreras

Un procedimiento similar se sigue en la vigilia; allí los familiares de los discapacitados exigen documentos a los medios de comunicación para evitar ser registrados por personas de Inteligencia y el carnet a algunas personas que consideran “sospechosas”. 

Ellos bloquearon con vagonetas de la Federación Cruceña de Personas con Discapacidad y del Comité Departamental de Personas con Discapacidad (CODEPEDIS)  el ingreso a las calle Ingavi a la altura de la Jenaro Sanjinés, por lo que el tránsito en el centro de la ciudad está cortado.

Datos

Huelga de hambre.

Por segundo día consecutivo, la caravana de personas con capacidades diferentes cumple una huelga de hambre exigiendo una ley que garantice un bono solidario anual de

3.000 bolivianos. La medida se lleva a cabo en medio de una vigilia a una cuadra del Palacio de Gobierno.

Advertencia.

"Acá pueden haber muertes, pero no vamos a renunciar a nuestro derecho. Hoy se cumplen 101 días de lucha, pero estamos dispuestos a luchar 365 días", dijo el dirigente de los discapacitados Jaime Estívariz, al advertir sobre nuevas medidas aún más radicales.



Campamento.

En el campamento improvisado en la calle cerca del Palacio de Gobierno, rodeado de unidades antidisturbios, hay varias personas con sillas de ruedas, otras tendidas en el piso con diversas lesiones y menores con parálisis cerebral con sus madres. No se vislumbra la posibilidad de un diálogo con el Gobierno.

La CSUTCB se suma a la protesta

La Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) determinó en un ampliado, respaldar las reivindicaciones de las personas con capacidades diferentes.

Durante la mañana de ayer, el ejecutivo de ese organismo, Rufo Calle, entregó a la dirigencia de la vigilia un voto resolutivo apoyando a la caravana.

“Nos reunimos de emergencia en el comité ejecutivo y se resolvió dar el apoyo respectivo. Ellos (los discapacitados) no tienen la culpa y también les pertenecen nuestros recursos”, dijo.

“1.- Nuestra solidaridad para nuestros hermanos en sus legítimas reivindicaciones que les corresponde.

2.- Repudiar y condenar al actual gobierno de Evo Morales por la discriminación y hostigamiento a nuestros hermanos con capacidades diferentes. Exigir al actual Gobierno una renta vitalicia mensual con el valor del salario mínimo para nuestros hermanos con capacidades diferentes”, dice parte del texto de la resolución.

Rufo Calle anunció también que en las próximas horas la CSUTCB tendrá una nueva asamblea para determinar una marcha de apoyo a la caravana de los 100 días y acoplarse a la vigilia.