Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:15

INTEGRACIÓN Y GAS

Brasil apoya a Bolivia en el tren bioceánico y proyecto energético

Brasil apoya a Bolivia en el tren bioceánico y proyecto energético



Los presidentes Dilma Rousseff y Evo Morales se reunieron en Brasilia y dejaron sentadas las bases para un nuevo acuerdo comercial que ampliará la venta de gas hasta el 2039.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su homólogo boliviano, Evo Morales, renovaron ayer los lazos entre ambos países en el área de energía y acordaron realizar la evaluación financiera del proyecto propuesto por Bolivia, para que el tren bioceánico impulsado por Brasil y Perú, pase por su territorio.

Rousseff y Morales tuvieron ayer en Brasilia su primer encuentro de trabajo desde que la mandataria brasileña llegó al poder en 2011 e hicieron un amplio repaso de una agenda bilateral centrada en la energía, pero que pretenden ampliar al área de infraestructura.

"Definimos que se hará una evaluación económica y financiera del proyecto para un corredor ferroviario bioceánico, que complementaría el ferrocarril transcontinental", que Brasil acordó desarrollar en cooperación con Perú y con financiación china, declaró Rousseff, según reportó la agencia EFE.

El ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, informó ayer que Brasil enviará en los próximos días un equipo de especialistas a Bolivia para realizar un estudio técnico y económico del proyecto del tren bioceánico, en apego a un acuerdo que se firmó en el marco de la reunión bilateral entre los presidentes de ambos países en Brasilia.

Orellana precisó que esa comisión técnica llegará a Bolivia el 22 febrero para reunirse con autoridades del Ejecutivo boliviano.

"Habrá una reunión entre el 22 y 26 de febrero en Bolivia, vamos a invitar a técnicos del área de ferrovías (de Brasil) a Bolivia, ellos lo han pedido para empezar a trabajar el tren bioceánico. (...) para ver un estudio financiero, económico de viabilidad y de facilitación de lo que será la construcción del tren bioceánico", remarcó según la agencia ABI.

NUEVO CONTRATO Durante el encuentro de presidentes, también se dejó virtualmente sellada la renovación del contrato mediante el cual Bolivia suministra a Brasil unos 32 millones de metros cúbicos diarios de gas.

El contrato data de 1999 y vencerá en 2019, pero ambos Gobiernos dejaron clara su intención de renovarlo por otras dos décadas, hasta 2039.

Rousseff valoró en especial la relación energética con Bolivia, precisó que el 30 por ciento de la demanda de gas brasileña es cubierta por su vecino y anunció su interés en adquirir también gas licuado de petróleo (GLP) y gas natural licuado (GNL) de ese país andino.

"Brasil estimula y apoya el objetivo anunciado por el presidente Evo (Morales) de transformar a Bolivia en un gran centro energético" regional, declaró la Mandataria.

HIDROELÉCTRICA En ese marco, ambos gobernantes también decidieron proseguir con los estudios necesarios para lograr "un mejor aprovechamiento" hidroeléctrico del fronterizo río Madeira, en torno al cual ya se discuten cuatro proyectos para la generación de electricidad.

Morales, por su parte, pidió apoyo tecnológico brasileño para un mayor desarrollo de la agricultura, el cual consideró "importante" para garantizar plenamente la "soberanía" alimentaria de Bolivia.

Exportación de GLP, GNL y fertilizantes 

LA PAZ/AGENCIAS El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó este martes que en la reunión bilateral entre Bolivia y Brasil se acordó renovar el contrato de compra-venta de gas natural y también se incluyó la exportación de Gas Licuado de Petróleo (GLP), Gas Natural Licuado (GNL) y fertilizantes, úrea y amoniaco.

“Este encuentro es histórico porque el presidente Morales y la presidenta Dilma no solo sellan la venta de gas como ha sido hace años, sino que ahora entran otros productos como GLP, GNL, fertilizantes y una decisión de ambos países de construir la integración energética y la exportación de energía de Bolivia a Brasil”, señaló Sánchez desde Brasilia en contacto con radio Patria Nueva.



TRACTORES El ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, informó, también desde Brasilia, que el Gobierno boliviano comprará 800 tractores de industria brasileña.

"Estamos además para ver la compra de 800 tractores que el Presidente (Evo Morales) ha pedido a la presidenta (Dilma) Rousseff", explicó a la Red Patria Nueva, después de la reunión bilateral entre los presidentes de ambos países. Morales viajó con un equipo de ministros para avanzar en los nuevos acuerdos.

El país tendrá oficiales de enlace

BRASILIA El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó ayer, en Brasilia, que Bolivia y Brasil designarán "oficiales de enlace", para compartir información estratégica y de coordinación operativa para la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, en el marco de los acuerdos bilaterales logrados.

En declaraciones a la Red Patria Nueva, explicó que los oficiales de enlace también darán apoyo para la instalación en el país de un "laboratorio de lavado de capitales", con tecnología brasileña.

"En el caso de Bolivia vamos a definir cuatro oficiales de enlace que los vamos a instalar en distintas poblaciones fronterizas con Brasil y en el caso de Brasil van a definir dos oficiales de enlace uno para Santa Cruz y uno para La Paz", detalló.

Otro de los objetivos, de este mecanismo, será la lucha contra el tráfico de personas.

Acuerdo bilateral contra el zika

BRASILIA En el marco del encuentro bilateral Brasil-Bolivia, los presidentes de ambos países, Dilma Rousseff y Evo Morales, decidieron hacer un esfuerzo conjunto para combatir al mosquito Aedes aegypti en la región fronteriza, a fin de contener el posible avance del virus del Zika.

"Esa es una tarea necesariamente colectiva, para todos los países de Suramérica y para toda América Latina", dijo Rousseff, cuyo país es el más afectado por el brote de zika detectado en la región.

Tras su entrevista con Rousseff, y antes de regresar a Bolivia, Morales visitó la nueva sede de la embajada del país en Brasilia.

Acompañado por el canciller David Choquehuanca, el Presidente encabezó un breve ritual indígena, en el que lanzó flores y rompió contra el piso una tinaja que contenía vino.