Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:42

Preservación del patrimonio cultural

Preservación del patrimonio cultural

Ley.

Bolivia es uno de los países que ha descuidado la preservación de su patrimonio, quizá por ser tan diverso y experimenta su destrucción y saqueo. Una ley coherente de protección puede ser de beneficio
.

Una ley en ciernes en la Cámara de Diputados pretende proteger, conservar, restaurar, custodiar y salvaguardar el patrimonio cultural de Bolivia. La ejecución de políticas públicas en esta materia es una responsabilidad importante del Estado y en este sentido, se debe resaltar la aprobación y promulgación de una norma específica.

En el caso particular de Bolivia, el descuido sobre el patrimonio cultural, ha sido una constante, a partir de la falta, evidentemente, de una legislación coherente con otras normas, como las de orden penal, por ejemplo, pero también porque los mecanismos institucionales tanto a nivel nacional y departamental, no han logrado funcionar de manera adecuada, unas veces por falta de recursos económicos y otras por falta de conocimiento y capacidad, sobre una materia, que requiere especialización, por ser múltiple y amplia en sus diferentes categorías.

Lo relacionado con el patrimonio cultural representa en todo el mundo una herencia cultural propia que tienen los países sobre diferentes manifestaciones que se dan en una determinada comunidad o comunidades y que se transmite a las generaciones pasadas y futuras. Es ese un motivo central y que mediante la comprensión del mismo, se desarrollan planes y programas que reflejan posteriormente expresiones colaterales, como lograr una riqueza patrimonial, el rescate de la historia, su extensión al turismo y otras tantas ramas que son de indudable beneficio para la cultura de los pueblos o de toda la humanidad.

Según el proyecto que se anticipa de la nueva ley, el propósito es velar por el valor de las identidades culturales del Estado Plurinacional, sus expresiones y legados, promoviendo la diversidad cultural, el dinamismo intercultural y la corresponsabilidad de todos los actores y sectores sociales, como componentes esenciales del desarrollo humano y socioeconómico del pueblo boliviano. Como se puede entender, se trata de un campo diversificado y consecuentemente con ello, las acciones que se deberán tomar a futuro para la respectiva aplicación de la ley, requiere de condiciones diversas, humanas, técnicas, de personal, pero sobre todo de presupuesto económico que hagan posible el cumplimiento de la norma.

Bolivia es uno de los países que ha descuidado la preservación de su patrimonio, quizá por ser tan grande y diverso. El patrimonio en su esencia más significativa de monumentos de las diversas culturas originarias, muestra la falta de aplicación de planes para su preservación. El patrimonio cultural en obras de arte, ha sido casi sistemáticamente saqueado de templos y otros sitios, debido a la falta de un registro e inventario y muchas piezas y obras valiosas han ido a parar a museos o colecciones particulares en el extranjero.

Como se trata de un campo extenso, seguramente, que las responsabilidades, serán establecidas de acuerdo a las realidades que comprometan una gestión de resultados concretos y que según se anticipa tendrá que ver con la competencia de entidades territoriales autónomas en coordinación con el Ministerio de Educación.

Una ley clara y con posibilidades de ser aplicada tanto dentro de la coordinación institucional, con presupuesto, y con normas que estén adecuadas con el resto de la legislación vigente en ámbito nacional, puede tener efectos positivos en un campo, que como se ha dicho, ha sido relegado.