Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 19 de mayo de 2024
  • Actualizado 01:12

La Policía levantó el bloqueo en Llavini tras enfrentarse con los manifestantes

La Policía levantó el bloqueo en Llavini tras enfrentarse con los manifestantes
Texto: Herber Herrera

Fotos: Rubén Rodríguez



Más de setenta detenidos y una decena de heridos, entre estos tres policías, es el saldo de los enfrentamientos entre importadores de vehículos con efectivos policiales a la altura del kilómetro 75 de la carretera hacia Oruro en la zona de Llavini.

Las medidas de protesta de los importadores, que se radicalizaron con un bloqueo de caminos, son para exigirle al Gobierno que respete y dé cumplimiento un amparo constitucional favorable que les permite internar motorizados que han quedado en la frontera chilena tras la prohibición de su internación mediante el Decreto Supremo 29836 del 4 de diciembre del 2008.

Los manifestantes llevaron adelante un bloqueo de caminos desde las cuatro de la mañana de ayer miércoles, se apostaron en las laderas de los cerros y con dinamita desprendían grandes rocas del despeñadero, las mismas que eran arrojadas sobre la capa asfáltica.

Una gigantesca alfombra de piedras anuló la circulación vehicular provocando que los viajes interdepartamentales sean suspendidos, por casi toda la mañana de ayer.

Aproximadamente 200 vehículos entre omnibuses, camiones y particulares quedaron varados en la carretera por el lapso de siete horas. Muchos pasajeros ante la desesperación intentaban hacer transbordos y eran hostigados permanentemente por los manifestantes.



La intervención



A las nueve de la mañana, un contingente de 200 policías encabezados por el subcomandante departamental de la policía, Cnl. Jorge Viscarra, se dirigió al lugar y tras intentar por una hora y media convencer a los bloqueadores para que levanten la medida de presión tuvieron que proceder al desalojo utilizando elementos químicos.

Los importadores arrojaron dinamita a los policías, sin embargo, éstos lograron cercarlos y aprehender a decenas. Simultáneamente los pasajeros y conductores de los vehículos que no pudieron pasar por el bloqueo, despejaron el camino retirando las piedras.

A las once de la mañana, una de las vías quedó expedita y los motorizados tanto de uno como del otro lado volvieron a circular. El tráfico era normal desde el mediodía, los efectivos policiales acordonaron y sentaron vigilancia en la zona para impedir cualquier tipo de accionar por parte de los importadores.

Los detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Quillacollo, al principio se reportó que llegaron a estas dependencia 106 manifestantes y que posteriormente se trasladó a 51 personas a las dependencias de la Felcc de Cercado.

Luego del desalojo algunos manifestantes que se dispersaron intentaron retomar la acción de protesta mediante bloqueos “relámpago”, este hecho fue impedido por la Policía que mantuvo un cerco de seguridad en la zona.

El comandante de la Policía, Carlos Quiroga, señaló que no se permitirá ningún otro bloqueo en las carreteras. Por su parte, los importadores advirtieron que continuarán con las medidas de presión, una vez que vuelvan a rearticularse.