Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:22

Evo nacionaliza TDE, filial de Red Eléctrica Española en Bolivia

Evo nacionaliza TDE, filial de Red Eléctrica Española en Bolivia



El presidente boliviano, Evo Morales, dispuso ayer la expropiación las acciones de Red Eléctrica Española (REE) en una empresa transportadora de energía en Bolivia y ordenó a las Fuerzas Armadas custodiar las instalaciones de la firma.

"Hoy (ayer) día nuevamente, como justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y los servicios básicos, nacionalizamos la Transportadora de Electricidad" (TDE), dijo Morales en un acto del Día del Trabajo en el Palacio de Gobierno de La Paz.

El mandatario hizo el anuncio de la expropiación de la TDE pocas horas antes de inaugurar con el presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, la segunda planta procesadora de gas del campo Margarita, en el sur de Bolivia, lo que permitirá aumentar las exportaciones a la Argentina.

El decreto aprobado ayer establece la "nacionalización" de "la totalidad de las acciones que conforman el paquete accionario que posee la sociedad Red Eléctrica Internacional-SAU", filial de REE, e instruye su registro a nombre de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), estatal.

Morales justificó la expropiación asegurando que "esa empresa internacional española en 16 años apenas ha invertido 81 millones de dólares, una inversión en término medio de cinco millones al año", que consideró insuficiente.

Tras leer el decreto, el gobernante pidió al comandante de las Fuerzas Armadas, general Tito Gandarillas, "hacer la toma correspondiente de las instancias de administración y operación de la TDE".

"Es obligación de las Fuerzas Armadas recuperar la electricidad para el pueblo boliviano", agregó.

RECONOCERÁ LAS INVERSIONES El presidente boliviano, Evo Morales, dijo ayer que su Gobierno reconocerá las inversiones realizadas por Red Eléctrica Española (REE) en su país.

"Somos responsables con las empresas. Si lo que corresponde es devolver, hay que devolver. Si una empresa ha hecho inversión, reconocemos la inversión y siempre vamos a reconocer la inversión", señaló Morales en un acto en Cochabamba ante los trabajadores de la TDE, militares y partidarios suyos.

Morales presentó horas antes en La Paz el decreto para expropiar las acciones en la transportadora de REE, que adquirió en 2002 el 99,94 por ciento del paquete accionarial.

Fuentes diplomáticas españolas dijeron a Efe que la Embajada de España en La Paz no tuvo conocimiento previo de las intenciones bolivianas.

ESPAÑA ESTUDIA EL TEMA El Gobierno español "está estudiando" la decisión del presidente de Bolivia, Evo Morales, de expropiar las acciones de Red Eléctrica Española (REE) en una empresa transportadora de energía en el país andino y está "perfectamente informado" sobre este hecho.

El Ejecutivo español "sigue con atención" esta cuestión, explicaron a Efe fuentes del Gobierno.

TRABAJADORES SORPRENDIDOS Los trabajadores de la filial de Red Eléctrica Española (REE) que fue expropiada ayer por el presidente de Bolivia, Evo Morales, expresaron su sorpresa por esa medida y pidieron al mandatario estabilidad laboral.

"Hoy (ayer) hemos sido sorprendidos con que nuevamente pasamos al Estado, pasamos a manos de los bolivianos", dijo el secretario general del sindicato de la Transportadora de Electricidad (TDE), Edwin Vargas, en presencia de Morales, que viajó a la ciudad central de Cochabamba para la toma de la compañía por los militares.

Vargas explicó que los trabajadores tuvieron "miedo" cuando la empresa fue privatizada hace 16 años, pero luego se capacitaron y trabajaron arduamente "hasta convertir la TDE en una empresa altamente eficaz, eficiente y transparente".

"Como trabajadores, simplemente pedimos que se respeten nuestras fuentes de trabajo, que podamos seguir trabajando", añadió Vargas y pidió a Morales "que busque directores altamente calificados para que la empresa siga por los mismos derroteros".

El Decreto Supremo 1214 en el artículo 6 garantiza la situación laboral de los trabajadores. Igualmente, el presidente Morales señaló que se respetará las “pequeñas” acciones de los trabajadores y que se respetará las fuentes de trabajo.

Datos.

En el 2002.

La eléctrica española adquirió el 99,94 por ciento de las acciones de la TDE en 2002, mientras que el 0,06 por ciento restante está en manos de los trabajadores de la firma boliviana. La TDE es propietaria y operadora del Sistema Interconectado Nacional boliviano de electricidad, que atiende el 85 por ciento del mercado nacional y posee el 73 por ciento de las líneas de transmisión en Bolivia.

En el 2010.

El presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales expropió en 2010 las acciones de cuatro empresas generadoras de electricidad, incluidas dos filiales de la francesa GDF Suez y la británica Rurelec, que inició un arbitraje a Bolivia en la Corte de La Haya por esa medida.

Además de las eléctricas, el mandatario ha nacionalizado una quincena de empresas de hidrocarburos, cementos y minas, entre otras, desde que llegó al poder en 2006.

Estabilidad.

El Gobierno anunció que se respetarán las fuentes laborales de los trabajadores.

Peredo nuevo ejecutivo de TDE

Roberto Peredo Echazú fue posesionado como nuevo ejecutivo de la nacionalizada Transportadora de Electricidad SA en un acto en el que participó el presidente Evo Morales, que horas antes promulgó en La Paz un decreto supremo que nacionaliza las acciones de la Red Eléctrica Internacional SAU, filial de la Red Eléctrica Española, en esa empresa privatizada en 1997.

"Esperamos que nuestro gerente, nuevo gerente, de la Transportadora de Electricidad asuma con responsabilidad la administración de la energía correspondiente y el transporte correspondiente", dijo el mandatario, en un acto en el que participó el vicepresidente Álvaro García Linera, varios ministros y el Alto Mando Policial y Militar.

El Jefe de Estado afirmó que la nacionalización de las acciones de Red Eléctrica Internacional SAU se aprobó en cumplimiento del mandato del pueblo boliviano y de la Constitución Política del Estado que establece la recuperación de las empresas estratégicas.

Aseguró que gracias a esa política de nacionalización mejoró la economía nacional en comparación a gobiernos anteriores.