Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:49

La economía no abre fuentes de trabajo suficientes

La economía no abre fuentes de trabajo suficientes

La población económicamente activa se gana la vida en trabajos “refugio”, debido a que la economía del país genera limitados empleos, así lo señala el informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

“Con tan pocos puestos de trabajo adecuados, se exacerba la competencia entre los trabajadores, aprovechando esta condición para deprimir aún más los salarios y otras condiciones de trabajo”, remarca el informe de la entidad.

Las fuentes laborales de “refugio” engrosan las filas de los subempleados, pues, la industria manufacturera “comenzó a expulsar fuerza de trabajo”.

El subempleo va en ascenso, pues, la fuerza laboral recurre a actividades de comercio y construcción, a pesar de la modalidad de trabajo eventual y con bajas remuneraciones.

Además, el subempleo “visible” es cuando las personas tienen que trabajar menos horas de la jornada normal, y es “invisible” cuando los trabajadores reciben remuneraciones “insuficientes” para cubrir el costo de vida.

El informe del CEDLA asegura que “el desempleo como forma extrema de subutilización de la fuerza de trabajo es apenas una parte del problema ocupacional en el país”, debido a que antes de quedar sin una ocupación remunerada, los trabajadores se ven obligados a subordinarse a mecanismos de explotación.

El remedio para esta situación es añadir valor agregado a la materia prima que produce el país, ya sea tanto gas, petróleo y minerales como otros recursos agrícolas, entre estos la soya, la caña de azúcar, el maíz, frutas y verduras.

Además de fortalecer la industria manufacturera para asegurar fuentes de empleo de calidad para la población económicamente activa. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad