Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:23

Imponen comida cocida bajo la tierra

Imponen comida cocida bajo la tierra



Tres recipientes metálicos colmados de presas de pollo, lechón y pato, bañadas y marinadas durante toda una noche en una salsa de especias, son puestas a cocer enterradas, en una cavidad semiprofunda que se abrió en la tierra, a manera de emular el sistema de cocción de una olla a presión. La temperatura ahí dentro alcanza a 700 grados, suficiente para cocinar las carnes, volver jugoso su interior y dorar la capa externa. Dentro de esa misma fosa hay camotes, papas y plátanos que, con el calor, se ponen tiernos, se impregnan con sabor a tierra y adquieren un toque ahumado. 

Más detalles en la edición impresa...