Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:46

ESCOLARES DE 11 AÑOS SABEN DE LOS PELIGROS QUE HAY EN EL FACEBOOK. DICEN QUE SE CUIDAN DEL TRÁFICO DE PERSONAS. EN ALGUNOS CASOS, LOS PADRES LES ABREN UNA CUENTA.

Niños chatean, ven música y averiguan tareas

Niños chatean, ven música y averiguan tareas



Envían mensajes a sus compañeros de curso, intercambian videos de sus artistas favoritos, reciben invitaciones para participar en juegos y también les sirve para averiguar sobre las tareas o exámenes.

Estas son algunas de las actividades que realizan los niños mediante las redes sociales (Facebook y WhatsApp), algunos con la supervisión de sus padres y otros sin orientación.

Son escolares de 11 años de la escuela Eufronio Viscarra, quienes aseguran que utilizan el Facebook y el WhatsApp con la venia de sus progenitores. Algunos señalan que prefieren no utilizar redes sociales por los riesgos, especialmente en lo que se refiere a la trata y tráfico de personas.

Es más, algunos de los escolares aconsejan a sus compañeros no utilizar las redes sociales por el riesgo que existe o, y si lo hacen, tener mucho cuidado.

LO QUE DICEN LOS NIÑOS Rodrigo Manuel Gonzales afirma que tiene cuentas en Facebook y WhatsApp. Las utiliza para hablar con sus amigos y familiares. También le sirven para ver videos, fotos y le llegan invitaciones de juegos.

"A veces he jugado "Preguntados" y Dragon City". No uso mucho WhatsApp, solo para mandar mensajes, fotos y consultar sobre las tareas de Sociales".

Cielo Scarlet tiene también cuentas en Facebook y WhatsApp, pero utiliza más el segundo porque el Facebook le provoca un cierto temor "debido a que a veces publican macanas".

"Utilizo más el WhatsApp para hablar con mis amigas y comunicarme con la profesora para preguntar sobre la tarea. Cuando uso Facebook es para ver lo que comentan mis amigos".

Santiago Rocha asegura que no le gusta usar las redes sociales.

"Mi mamá me creó una cuenta en Facebook, pero no me gusta porque hay cosas feas, prefiero que ella me llame. Mis amigos me molestan porque no uso las redes sociales".

Helen Calama no tiene Facebook y solo usa WhatsApp, en alguna oportunidad, para chatear sobre actividades de la escuela con sus compañeros de curso.

Alan Gutiérrez utiliza Facebook para que le manden alguna tarea de la escuela, recibir mensajes o para ver algunos videos que comparten sus amigos.

Para las tareas de su curso, sus compañeros han creado el grupo Sexto B y ahí se ayudan entre los estudiantes solamente.

"También participo en algunos juegos que hay, pero no mucho", afirma.

UN PELIGRO Guadalupe Nayeli Gutiérrez Aguilar dice que no utiliza redes sociales porque las considera peligrosas para la seguridad de los niños.

"Algunas personas simulan ser nuestros amigos, pero en realidad son extraños que quieren hacer cosas malas. Piden que se les mande alguna foto. Ahora se habla de tráfico de niños. Es peligroso".

Guadalupe considera que las redes sociales ayudan, a veces, en algunas tareas, pero también perjudican en otras ocasiones. Para comunicarse con sus amigos lo hace por vía telefónica o enviando mensajes de texto desde su celular, que no es táctil.

"A los niños les puedo decir que tengan un poco más de precaución cuando utilicen las redes sociales, ver con quién hablan".

Carla Paola López Lizarazu asegura que tiene Facebook, pero a nombre de su mamá, y lo activa desde el celular de su progenitora. Cuando requiere hacer una tarea para la escuela, le pide permiso.

No le gusta tener una cuenta de Facebook en forma independiente porque últimamente ha escuchado noticias sobre trata y tráfico de niños.

Si se trata de juegos, lo único que hace es descargarlos y los utiliza en su celular. Ella también recomienda a los niños tener mucho cuidado en el manejo de las redes sociales y que no expongan todos sus datos.

Carla afirma que abrirá su cuenta propia solamente cuando cumpla 18 años, porque piensa que ya sabrá cuidarse.

Sebastián Mita Tapia, asegura que tampoco utiliza redes sociales porque no le gusta el Facebook debido a que hay personas malas que están detrás y tiene miedo de que le pase algo malo.

Por este motivo prefiere comunicarse mediante teléfono celular y por mensajes de texto.

Se requiere de supervisión

La mayor parte de los ocho niños entrevistados afirma que utilizan el Facebook para comunicarse con sus amigos, primos y familiares, mientras que otros señalaron que les llega invitaciones para que participen en juegos.

La maestra de Integración Computacional de la escuela Eufronio Viscarra, Lenny Rocha, puntualiza que el uso de las redes sociales es importante porque los niños pueden comunicarse con sus compañeros, a la distancia, y con sus padres que están en el exterior.

Recuerda que antes, una llamada a Estados Unidos, el minuto, costaba hasta cinco bolivianos, pero ahora, mediante el chat, se puede hablar al exterior por casi nada.

La maestra aconseja que los padres supervisen el uso que hacen sus hijos de las redes sociales y a los niños. Les recomienda utilizar siempre los filtros de privacidad para que sus fotos y conversaciones no estén al alcance de todos, solamente de sus progenitores o amigos.

Rocha señala que el uso de las redes sociales puede ser provechoso para los estudiantes, especialmente cuando se trata de hacer los deberes escolares, pero siempre bajo la supervisión de una persona mayor, especialmente cuando se trata de juegos en red, porque hay algunos que no son buenos.

APUNTES



El consultor en redes sociales Marcelo Durán afirma que la Bolivia de los próximos 50 o 100 años depende de una generación que sea capaz de ir más allá, ya no de reproducir conocimientos, sino de producirlos. “Muchos se admiran que sus hijos sean hábiles para manejar una tablet a corta

edad, cuando en realidad los hábiles son los ingenieros que hicieron que esa tablet sea tan simple de manejar”.

Programación

Mark Zuckerberg (el creador del Facebook y Bill Gates (cofundador Microsoft) sugieren que en colegios se instaure la materia de Programación como una manera de estimular la imaginación en procesos concretos, señala Durán.