Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:24

SI BIEN LOS PEQUEÑOS ESPERAN RECIBIR PRESENTES Y ATENCIONES EN SU DÍA, LA NECESIDAD ELEMENTAL RADICA EN CONVIVIR CON AFECTO DENTRO DEL ENTORNO FAMILIAR.

Dar amor en el Día del Niño

Dar amor en el Día del Niño



Hoy es un día que los niños bolivianos esperan con ansias. Dentro del imaginario colectivo del infante, es considerado como el día en el que los festejos, juegos y paseos, son un derecho.

El 12 de abril ha adquirido una connotación “material” en la mente de los infantes, que es comprensible por su prematura visión del mundo. Sin embargo, inculcar valores humanos, otorgar amor, un trato con respeto y satisfacer las necesidades de vida más elementales de los niños, son la prioridad.

FAMILIA FUERTE “La Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas afirma a la familia como un entorno natural para el crecimiento y el bienestar de los pequeños. Este núcleo debe ser una atmósfera de felicidad y comprensión, es así que cada niño debe pertenecer a una familia y crecer con amor, respeto y seguridad”, expresa la Directora del Área de Fortalecimiento Familiar de Aldeas Infantiles S.O.S, Rosario Llanos.

Llanos sostiene que la familia es un grupo social que convive bajo un mismo techo, con intereses comunes y que, además, los adultos tienen el compromiso de darle una educación afectuosa a los niños.

OBLIGACIÓN“Los padres tenemos la obligación de dar a los niños, como señala la Constitución Política del Estado, un entorno protector que incluya salud, educación, valores humanos, alimentación, entre otras”, manifiesta la educadora.

Llanos comenta que la institución a la que pertenece y desde la cual lucha por el fortalecimiento de las bases familiares trabaja en coordinación con el Estado. “Por primera vez, a partir de la Nueva Constitución Política se reconocen los derechos del niño”, aplaude.

APORTE “Desde el Estado se deben implementar políticas sociales que mejoren las condiciones de vida del niño y optimizar la situación de las familias de manera sostenible, tarea en la cual somos colaboradores”, cuenta.

“La mejor forma de aportar a los derechos del niño es fortaleciendo a las familias. Todos debemos trabajar en ello, para que los más pequeños crezcan en un ambiente sano y gocen en plenitud de sus derechos”, resalta Llanos.

ACTIVIDADES El día 15 de este mes, habrá una misa por los niños en la Catedral Metropolitana a las 10.00 horas, evento organizado en coordinación con otras instituciones y el Estado.

El 12 de abril, la institución formará parte de un programa de actividades en el Parque Vial. “Lo que queremos es hacer pública la problemática de la niñez. Vemos con mucho agrado que actualmente la temática se ha socializado a nivel municipal”, dice Llanos, quien trabaja más de 22 años en la organización.



AFECTO “El 12 de abril se recuerdan los derechos del niño en el país. Debemos tener presente que los niños son el tesoro que Dios ha dado a los padres y estos deben darles mucho amor, no tanto regalos materiales, sino afecto permanente”, exalta el director del Centro Educativo cochabambino Heidi, Carlos Raúl Flores Carvallo.

“Los derechos del niño no se deben reconocer y practicar sólo el día del niño sino siempre", sugiere Flores.

El fomento y protección de los niños incluye un trabajo en conjunto entre las instituciones dedicadas a la protección de infantes en situación de vulnerabilidad.

El Día del Niño representa mucho más que el hecho de dar agasajos y regalos materiales.

Los especialistas aseguran que lo esencial radica en ofrecer un ambiente familiar sano, lleno de amor, comprensión, respeto y las condiciones para una óptima formación y la satisfacción de las necesidades humanas.

Ana Valeria Peñaranda, 5 años

"Los niños tenemos derecho a jugar y cantar pero también tenemos obligaciones. No podemos pelear y tampoco hacerle caso a los robachicos. Me gustaría que me lleven al parque y a la piscina y también quiero una muñeca bailarina que cante".

Abril Ledezma Bernal, 5 años

"Quiero un Moster High. La última vez me regalaron una muñeca que hace ejercicios y me llevaron al Parque Mariscal. Este año le dije a mis papás que quiero ir a la piscina. Los niños debemos jugar y hablar".

Claudia Salazar,

mamá de Angelo

"Los niños tienen derecho a tener una nacionalidad, una identidad, derecho a la distracción, al juego y a la educación. Mi hijo se llama Angelo, él siempre pide juguetes o, simplemente ir al Parque Mariscal".

Emily Guzmán Jaúregui, 5 años

"Los niños tenemos derecho a tener vida, a tener un nombre y una familia. Tenemos que hacer caso a nuestros padres y a las maestras, ayudar a nuestros amigos. Quisiera que me regalen un pony de juguete”.