Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:53

SEGÚN EL CÓDIGO NIÑA, NIÑO Y ADOLESCENTE LA DEFENSORÍA ES RESPONSABLE DE LOS MENORES EN SITUACIÓN DE RIESGO, SIN EMBARGO ESTA ENTIDAD NO ESTÁ PRESENTE EN TODOS LOS MUNICIPIOS

100 municipios carecen de Defensoría de la Niñez

100 municipios carecen de Defensoría de la Niñez





A pesar de que el nuevo Código Niña, Niño, Adolescente asigna más responsabilidades a las defensorías de la niñez, no les garantiza recursos económicos, jerarquización, ni apoyo técnico para desempeñarlas, refiere el último Informe Sobre Derechos Humanos emitido por Defensoría del Pueblo.

Según datos que figuran en el documento, de los 339 municipios que existen en Bolivia, más de un centenar no tienen una Defensoría de la Niñez.

Para gran parte de las instituciones, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y otras entidades que trabajan con este sector en Cochabamba, es importante la descentralización de las defensorías y la dotación de recursos económicos, esto para garantizar la calidad de sus servicios.

SISTEMA JUDICIAL Por otra parte, la Defensoría del Pueblo considera que el sistema judicial nacional “promueve la impunidad y revictimización de los niños, niñas y adolescentes”.

Esto debido a que los menores que son víctimas de agresiones físicas, psicológicas o sexuales son sometidos a declaraciones o interrogatorios que, entre otras cosas, hacen que vuelvan a recordar lo vivido.

Además, según la defensoría, los costos que supone para una familia sostener un proceso judicial provoca que se abandone el mismo o, peor aún, que se llegue a un acuerdo con los agresores.

ÚLTIMAS CIFRAS Pese a la situación del sistema judicial y la advertencia de la Defensoría del Pueblo sobre casos de violencia contra los niños, los casos aumentan conforme pasa el año.

Solo en lo que va de esta gestión, se registraron 10 asesinatos a niños bolivianos, según la defensoría.

Uno de ellos ocurrió recientemente en El Alto, donde una niña de 13 años fue abusada sexualmente y posteriormente asesinada por un desconocido.

La menor volvía a su casa luego de una acto especial por el Día del Padre en su unidad educativa.

La situación de abandono y violencia continúa

La coordinadora del Programa de Atención a la Infancia de la institución Infante, Jhenny Cazas, indicó que el abandono y la violencia infantil continúan en el departamento, solo en la gestión pasada habían más de 5 mil niños en diferentes casas de acogida.

Por tanto, desde su punto de vista, a muchos niños todavía no se les está restituyendo el derecho a vivir en familia.

Ante esta situación, la profesional recomienda dar celeridad a los procesos legales que se siguen para dar en adopción a los menores de edad.

“Una demora de un día (en el proceso), es un día en contra de la vida de los niños”, aseveró.

Reconoció que el nuevo Código Niña, Niño y Adolescente hace hincapié en los casos de menores de edad que están en condición de abandono y violencia, sin embargo es necesario que las entidades gubernamentales definan lo más breve posible su situación.

EL NUEVO HOGAR A propósito del Día del Niño, es menester destacar que Infante promueve que muchos de los niños abandonados o maltratados vuelvan con sus familias o encuentren una nueva.

Mientras trabajan en ello, hay una serie de familias, contactadas por Infante, que acogen a los menores, hasta que se defina su situación.

Las familias sustitutas no solo cubren las necesidades básicas de los niños, sino que también les dan algo que piden con extrema urgencia: amor.

En principio, Infante busca y analiza a los padres biológicos u otros familiares del niño para ver si ofrecen las condiciones necesarias para que el menor crezca.

En caso de que no, se procede con la adopción.

Hay leyes pero no se aplican

Según la directora ejecutiva nacional de Defensa de Niños Internacional (DNI), Nancy Tames, en Bolivia existen normativas para la niñez, sin embargo no se las aplica.

Esto, de cierto modo, responde a que el Estado institucionalizó de manera muy tardía a aquellas entidades responsables de garantizar los derechos de los niños.

Tames especificó que recién en el año 1992 el Estado estableció un viceministerio y una sub-secretaría que se hagan cargo de los derechos de la niñez.

Rememoró que de forma previa a ese año, la responsable de las necesidades de los niños bolivianos era la primera dama del país.

“Aquel entonces asumían que la primera dama, por ser una buena madre de familia, conocía las necesidades de los niños”, explicó, a tiempo de agregar que sus acciones se traducían en meros actos protocolares y de beneficencia, como las chocolatadas.

Otro factor que impide que las normas se efectivicen es la asignación presupuestaria.

Según Tames, actualmente las instancias que protegen a los niños cuentan con presupuestos insuficientes. Entre ellas está el Viceministerio de Igualdad de Oportunidades, el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) y las defensorías de la niñez y adolescencia.

A su criterio, estas últimas deberían estar desconcentradas por distritos.