Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:27

Wilster gana sufriendo a un Blooming liviano

Pese a la victoria (2-1), el Imperio Escarlata se mantiene en el puesto 13 del torneo. El resultado permite adquirir confianza de cara al clásico.
Los jugadores de Wilstermann festejan el primer tanto que anotaron ante Blooming, en el Félix Capriles. NOÉ PORTUGAL
Los jugadores de Wilstermann festejan el primer tanto que anotaron ante Blooming, en el Félix Capriles. NOÉ PORTUGAL
Wilster gana sufriendo a un Blooming liviano

Wilstermann logró un sufrido triunfo sobre Blooming (2-1), anoche en el estadio Félix Capriles, que le permite elevar la confianza en el certamen Único de la División Profesional.

Pese a la victoria, el Hércules se mantiene en el puesto 13 del campeonato con 12 puntos y se puso a una unidad del celeste cruceño que se quedó con 13.

El triunfo reduce la dura presión sobre el plantel de jugadores, pero su hinchada expresó que “se debe corregir errores” en la última línea de la cancha.

El propósito de la afición roja es que el funcionamiento del plantel mejore de cara al clásico nacional frente a Bolívar (sábado 31 de julio), en el estadio Hernando Siles y luego (5 de agosto) contra su tradicional rival (Aurora), en el “Gigante” de Cala Cala.

El Rojo recibió un regalo de parte de Julio César Pérez, quien anotó en contra tras un centro de Serginho, cuando transcurrían los 14 minutos del match.

Los aviadores buscaron ampliar en el marcador, pero no supieron concretar las jugadas ofensivas, ante un rival que no tuvo las ideas claras en la cancha.

En el complemento, el Hércules amplió la cuenta por intermedio de Gilbert Álvarez con golpe de cabeza, luego de un centro medido de Moisés Villarroel, a los 58.

El portero de Blooming, Braulio Uraezaña, tuvo mucho trabajo en el compromiso, desvió un disparo de Patricio Rodríguez y trató de ordenar a sus compañeros en la última línea.

El descuento para los celestes llegó luego de un “grueso” error del portero Daniel Sandy, quien, en su propósito de sujetar la pelota en el aire, desvió la trayectoria del balón al fondo de las redes, a los 79.

Esa acción desafortunada generó inseguridad en el meta y se extendió en el resto del plantel.

Con diez minutos por disputarse, Blooming apretó la marcación y buscó llevarse un empate con remates de media y larga distancia, pero el tiempo fue insuficiente para su propósito.