Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 09:30

Muchas dudas: Wilster se da un golpazo en Santa Cruz a 3 días de buscar el pase en la Sudamericana

El conjunto cochabambino tropezó (4-2) ante Oriente Petrolero. Serginho y Osorio descontaron, pero el funcionamiento no convenció.
Un pasaje del encuentro en el Tahuichi Aguilera. APG
Un pasaje del encuentro en el Tahuichi Aguilera. APG
Muchas dudas: Wilster se da un golpazo en Santa Cruz a 3 días de buscar el pase en la Sudamericana

A solo tres días para que busque la clasificación en la Copa Sudamericana, el conjunto de Wilstermann experimentó esta tarde un duro golpe en el estadio Ramón Aguilera Costas, donde fue vencido por 4-2 por Oriente Petrolero. La caída deja dudas alrededor de su juego. Además, Ronny Montero se retiró con visibles muestras de dolor.

Wilster no la pasó bien en la tercera fecha del campeonato doméstico. El funcionamiento del equipo, comandado por Mauricio el Loco Soria, no resultó, sobre todo en el primer tiempo.

El jugador de solo 18 años Alaín Niño de Guzmán anotó su primer tanto profesional, rompió en llanto y dio comienzo a la seguidilla de goles a favor del Verdolaga.

Niño de Guzmán convirtió a los 17 minutos y cerró, así, la etapa inicial del encuentro. El Hércules se presentó en el segundo tiempo con Serginho, quien, a la postre, puso el empate (1-1) parcial. Lo hizo a los 61 minutos. Cuando todo parecía que el panorama cambiaría y la balanza podría equilibrarse, apareció Henry Vaca y puso el 2-1, a los 65 minutos. Poco le duró la alegría al equipo de Soria, que saboreó el 3-1 de los botines del colombiano Dayro Moreno, en el minuto 69.

José Alfredo Castillo continuó con la fiesta verdolaga, tras recibir un centro del delantero Juan Carlos Montenegro, en el minuto 79. 

Para ajustar la diferencia y evitar que el partido acabara en una goleada demoledora, apareció Humberto Osorio, quien sentenció el 4-2 definitivo, de penal (minuto 84).

El Rojo deberá rearmarse anímicamente para enfrentar su siguiente desafío: nada más ni nada menos que buscar la clasificación en la Sudamericana. El miércoles próximo jugará con Palmaflor.

Soria deberá repensar el planteamiento que asuma para el torneo local y también para la justa internacional. La hinchada pide una copa.