Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 10:10

La Verde de voley duerme en la casa de un jugador

Los integrantes de la Selección Nacional entrenan en Cochabamba sin una indumentaria oficial, corren con los gastos para fisioterapia, agua, frutas y otros.
La Verde de voley duerme en la casa de un jugador


La Selección Nacional de voleibol masculino, que representará al país en los Juegos Suramericanos, entrena en la Llajta sin la atención de sus dirigentes ni autoridades deportivas.

Ocho de los 12 integrantes de la Verde se hospedan en la casa de uno de los jugadores vallunos, porque los directivos no les dan las condiciones para llevar adelante su preparación.

“Están hospedados en la casa de Israel Martínez ocho jugadores y dos entrenadores de la Selección, quienes son del interior del país. El equipo estaba trabajando en Sucre, pero las dificultades sociales por la que pasa esa ciudad nos obligó a salir de allá”, dijo Rodrigo Pérez, jugador de la Selección.

Según los deportistas, tuvieron que caminar muchos kilómetros para llegar hasta Potosí y luego trasladarse para Cochabamba en un bus.

Cinco vallunos integran el combinado nacional, quienes colaboran con la logística para tener las condiciones de trabajo en las canchas del club Olympic y Univalle en Tiquipaya.

“Hemos logrado por nuestra cuenta un auspicio para nuestra comida. El desayudo lo hacen en la casa de Israel, a la cuenta de los jugadores. En cuanto al transporte, los jugadores de Cocha los recogemos en nuestros autos y los llevamos de vuelta”.

Los integrantes de la Verde entrenan sin una indumentaria que los distinga como Selección. Además, deben comprar con sus propios recursos frutas, agua, hielo y otras necesidades que tienen.

“No tenemos agua, indumentaria de entrenamiento, fruta. En realidad no nos dan nada, así de sencillo. Con la ayuda de la empresa privada de Cochabamba y de nuestras familias logramos el apoyo para nuestra Selección”, dijo Pérez con impotencia, por la difícil situación por la que pasa la delegación nacional.

El deportista explicó que el presidente de la Federación Boliviana de Voleibol, Mario Arce, “brilla por su ausencia y no contesta los llamados telefónicos de nadie”.

El combinado nacional está compuesto por los jugadores cochabambinos: Cristian Lazarte, Israel Martínez, Fabricio Corro, Rodrigo Pérez y Rubén González. Además, de los tarijeños Pedro Cardozo y Fabricio Palacios; los orureños Freddy Vidal y Marco Rodríguez; los cruceños Mauricio Ribera, Ricardo Guachalla y el paceño Gerson Severich.

Según el relato de los jugadores, la selección femenina de esta disciplina entrena en Sucre y “tienen dificultades para llevar adelante sus prácticas”.

“La situación que se vive en Sucre está afectando a las deportistas. Ellas nos dicen que quieren venir a Cochabamba, pero su entrenador, no quiere”, comentó Martínez.