Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 20:34

Tórrez pide al Gobierno una autorización para entrenar de cara a los Juegos de Tokio

La nadadora cochabambina entrena en la parte física y fuerza, pero no ingresa a la piscina hace cuatro meses decido a la cuarentena por la COVID-19.

La nadadora entrena en la barra.
La nadadora entrena en la barra.
Tórrez pide al Gobierno una autorización para entrenar de cara a los Juegos de Tokio

La nadadora cochabambina Karen Tórrez pide a las autoridades de Gobierno un permiso para que ella y otros deportistas de élite puedan retornar a los entrenamientos de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio, considerando que el certamen ecuménico está a un año de su realización.

Como todos los deportistas del país, la valluna no puede entrenar de forma adecuada y, mucho menos, ingresar a la piscina para llevar adelante una preparación que permita tomar y mejorar sus tiempos.

Asegura estar en un 10% de sus condiciones competitivas y, por lo menos, necesita 10 meses para competir en alto nivel como un torneo internacional.

Karen estuvo en Cochabamba, junto a su familia, tres meses con la cuarentena. Hace algunas semanas se fue a La Paz para conversar con las autoridades de Gobierno para lograr una autorización, pero sin el éxito que esperaba. 

OPINIÓN conversó con Tórrez e hizo conocer sus inquietudes y la imperiosa necesidad de volver a los entrenamientos como ya sucede en países con mayor número de contagiados con la pandemia como es Brasil, Perú, Argentina y Colombia entre otros.

P: ¿El objetivo es clasificar a Tokio, pero cómo se prepara?

R: El principal objetivo de cualquier deportista es clasificar a los Juegos Olímpicos. Al momento ya cuento con la carta de clasificación dentro de la natación, pero estamos con las limitaciones para entrenar y con la frustración de que en casi todo Sudamérica ya volvieron a las prácticas, específicamente hablando de aquellos que van a Tokio.

Hasta antes del coronavirus tenía la carta de invitación, pero ahora no sé si las federaciones tomarán otras medidas de clasificación. Sin embargo, hasta el momento la Federación Internacional no ha emitido ninguna disposición al respecto y considero que estaría ahora mismo en Tokio.

P: ¿Cómo está en este momento?

R: Durante este tiempo he respetado la cuarentena, pero es muy frustrante. Si bien los deportistas esperamos los Juegos por cuatro años, todo este ciclo olímpico me preparé muy bien y tuve buen rendimiento como en los Bolivarianos y Suramericanos, pero ahora mismo estoy frustrada porque ninguna autoridad piensa en los deportistas, sobre todo de alto rendimiento. Porque para nosotros entrenar y competir es nuestro trabajo.

P: ¿El COB y Gobierno alista los protocolos para autorizar las prácticas, es un avance?

R: Sí. El Comité Olímpico Boliviano nos está ayudando en este tema, pero lamentablemente en el Ministerio hoy Viceministerio de Deportes no se está haciendo una diferenciación entre el deporte recreativo, de base y alta competición y eso es nuestro trabajo.

Mientras cumplamos los protocolos, no significa un riesgo como subirse a un minibus, porque entrenaríamos solos. Quisiera pedir a nuestras autoridades nos puedan otorgar los permisos, porque si ya para nosotros es difícil sacar una medalla a nivel internacional, ahora con esta desventaja que tenemos, más aún. Al final, no es pedir el permiso para 500 personas, en realidad somos menos de 10 atletas de élite.

P: ¿En otros países ya están entrenando los atletas?

R: Sí. Hay países en Sudamérica que tienen una curva de contagios más alta que nosotros como Perú, Brasil, Colombia y Argentina, pero ya les dieron esa prioridad para que los deportistas con miras a llegar a los Juegos puedan entrenar.

P: ¿Cómo es su preparación cotidiana?

R: En las mañanas realizo un entrenamiento de cardio ya sea con la bicicleta o trotando y, por las tardes, realizo un trabajo de fuerza con lo que he podido conseguir. No tengo mancuernas muy pesadas y no puedo trabajar la fuerza como lo hacía antes en un gimnasio.

Realmente todos los deportistas hemos entrado en una fase de retroceso terrible, son cuatro meses de receso obligatorio.

P: ¿Es beneficioso o no la postergación?

R: Sin duda, era necesario la reprogramación de los Juegos hasta julio del próximo año. No podíamos pensar en un torneo en este mes con toda la situación que se da en el mundo y la gran mayoría de los deportistas tuvieron que parar sus prácticas.

Estamos a un año de los Juegos de Tokio, lo que obliga a los deportistas mantener una preparación exigente.

P: ¿En qué porcentaje de sus condiciones se encuentra?

R: Me encuentro en un 10%, no podría competir como estoy ahora. Como deportista profesional, nunca había parado más de dos semanas cuando estoy de vacaciones en un año. Ahora estoy hablando de más de 100 días sin nadar, es terrible.

Si bien trabajamos la parte física, no es lo mismo y, sobre todo, en la natación. No puedo entrar a una piscina y en esta especialidad no hay forma.

P: ¿Qué tiempo de preparación necesita para competir a un alto nivel?

R: Muchos meses. Para tener una buena marca estamos hablando de casi 10 meses (julio 2020 – marzo 2021). El siguiente campeonato clasificatorio a los Juegos será en noviembre de este año, entonces no solo a nivel físico, sino también a nivel psicológico estoy afectada y frustrada.

P: ¿El tiempo será una presión para llegar a las clasificatorias?

R: Sí, será como trabajar contra reloj. Buscaremos estar lo mejor posible en un corto tiempo, pero mientras más tiempo se prolongue la cuarentena, más nos costará. Es frustrante, porque en general, el gran porcentaje de la población está realizando su vida con normalidad, la gente puede salir a trabajar (negocios) ya hay transporte público y nosotros los deportistas profesionales no. El entrenar y competir es parte de nuestro trabajo y no lo podemos hacer. Al final los resultados que se vayan a lograr no solo serán para el deportista, sino para el país.

Karen es una de las principales figuras del deporte boliviano en la especialidad de la natación y gracias a su experiencia y desempeño es entrenadora en el Club Hípico los Sargentos de La Paz.