Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 22:58

The Strongest y Bolívar se dan la mano y no hay ganadores

The Strongest y Bolívar se dan la mano y no hay ganadores

Los planteles de The Strongest y Bolívar igualaron a un gol (1-1) la noche del miércoles, el partido correspondió a la décima segunda fecha del Campeonato Apertura de la División Profesional. El empate hizo daño a los dos elencos en su intento de alcanzar el primer puesto de la tabla de posiciones en el que se encuentra primero Nacional Potosí con 25 puntos, los celestes son segundos con 23 y cuartos los atigrados con 20 (el tercer lugar es para Blooming con 22).
Antes del juego las más de 30 mil personas que llenaron el estadio Hernando Siles, dieron la bienvenida a su plantel, además fuera del estadio los juegos pirotécnicos también iluminaron el escenario deportivo, los carteles no estaban ausentes, como los globos y distintivos de cada plantel que engalanó el Siles que después de mucho tiempo no cabía un alfiler más.
Para el partido, Pablo Escobar, director técnico de los atigrados hizo movimientos en su tablero pero en el primer tiempo no le dio el resultado esperado. En el ataque no tuvieron la opción de jugadas claras, salvo algunas intermitencias que le dieron tarea a Saidt Mustafá quien tuvo que esforzarse a la hora de defender su arco.
Mientras que en Bolívar volvieron a mostrar que tiene individualidades, además fue la noche de Juan Carlos Arce quien generó juego, marcó los espacios e hizo los pases precisos, contó con el respaldo de sus compañeros y salió golpeado junto a Marcos Riquelme quien se esforzó para marcar la diferencia en un campo en el que los atigrados crecían.
Los celestes fueron los que marcaron el primer gol, mediante Riquelme tras una rápida jugada que surge desde el sector de Arce, el capitán celeste pasa la pelota para Juan Miguel Callejón quien se abre los espacios para que el delantero se acomode y convierta en el minuto 32. El letal contragolpe tuvo sus frutos y es uno de los goleadores de Bolívar quien le pone su fino toque para el 0-1 (el Tigre ofició de local por el tema de recaudación).
Con la diferencia de un gol para los celestes finalizó el primer tiempo, con algunos reclamos en contra del árbitro Luis Irusta (La Paz), a quien los tigres le reclamaron un penal a su favor, pero el juez dejó seguir la jugada, lo que molestó a los futbolistas del plantel de Achumani.
Para el segundo tiempo el plantel de Bolívar dejó crecer al Tigre elenco que una vez más mostró garra y corazón, fue más integro, en tanto que Bolívar mostró su juego, mientras los minutos pasaron el elenco atigrado apeló al contragolpe.
Los atigrados logran el empate a los 52 minutos el jugador Rolando Blackburn con un cabezazo iguala el clásico nacional, el fino pase fue de Adolfo Machado tras un grueso error de los centrales de Bolívar, nada pudo hacer el arquero celeste quien cae en su intento de cuidar su arco.
El tiempo era más corto, los jugadores de ambos equipos eran presa de los nervios, el árbitro se vio obligado a mostrar las tarjetas para frenar las caricias entre los futbolistas. Tanto los atigrados como los celestes buscaban el arco de uno y otro. Los hinchas de los dos equipos alentaba a su elenco, los gritos eran más fuertes cuando uno y otro se acercaba al arco, era la fiesta del clásico que finalizó igualado