Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 17:21

La selección boliviana sigue buscando visa para ingresar a Catar

El artillero internacional Marcelo Martins Moreno repite como una de las figuras deportivas de Bolivia al haberse echado al hombro a la selección nacional y cerrar el año como máximo goleador de las eliminatorias sudamericanas con nueve dianas, dos más que el astro brasileño Neymar y uno más que el argentino Lionel Messi.
Marcelo Martins festeja un gol con la Selección Nacional. EFE
Marcelo Martins festeja un gol con la Selección Nacional. EFE
La selección boliviana sigue buscando visa para ingresar a Catar

El deporte boliviano siguió eclipsado este año por la selección nacional de fútbol, cuyo desempeño en las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar mantuvo en vilo a los hinchas de la Verde.

La montaña rusa que supuso para Bolivia su participación este año en las eliminatorias del Mundial 2022 es uno de los acontecimientos más relevantes para el país, que aún no pierde las esperanzas de lograr un cupo al certamen en las cuatro últimas fechas que se disputarán el próximo año.

El volátil desempeño de los dirigidos por el venezolano César Farías en las eliminatorias incluyó resultados destacados como el empate a uno en su visita a Chile y las goleadas por 4-0 a Paraguay y por 3-0 a Uruguay, así como las palizas por 4-2 en Montevideo, por 3-0 ante Argentina con un triplete de Lionel Messi y resultados similares ante Perú en Lima y Ecuador en Guayaquil.

A falta de cuatro fechas para que terminen las eliminatorias, la Verde va octava entre las diez selecciones sudamericanas con 15 puntos, pero aspira a llegar aunque sea a la repesca, pues tiene dos unidades menos que Colombia y Perú y una menos que Chile y Uruguay.

El artillero internacional Marcelo Martins Moreno repite como una de las figuras deportivas de Bolivia al haberse echado al hombro a la selección nacional y cerrar el año como máximo goleador de las eliminatorias sudamericanas con nueve dianas, dos más que el astro brasileño Neymar y uno más que el argentino Lionel Messi.

También estuvo en la mira durante la Copa América por haber responsabilizado a la Conmebol por los contagios de la covid-19 durante el torneo celebrado en Brasil, lo que le valió una multa económica y la suspensión por un partido.

Otra figura boliviana fue el atleta David Ninavia, de 18 años, quien brilló en los Juegos Panamericanos Junior en Cali y dio a Bolivia su única medalla de oro en las justas en la prueba de 5.000 metros.

Y en tenis, Hugo Dellien, 'el Tigre de Moxos' que actualmente es 115 del mundo, puso al país en el foco al ganar el Abierto de Uruguay y tuvo un año movido, pues le tocó enfrentar en distintos certámenes a leyendas como el alemán Alexander Zverev, tercero en el ránking, y al serbio Novak Djokovic, número uno mundial.

Dos decesos marcaron al ámbito deportivo en Bolivia, el del entrenador y exfutbolista Marcos Ferrufino y del multicampeón y dirigente automovilístico Armin Franulic.

La muerte de Ferrufino, ocurrida en junio pasado, fue la primera como consecuencia de la covid-19 que afectó a futbolistas y entrenadores de la División Profesional boliviana.

Franulic, 'el Caballero de las rutas', campeón nacional de automovilismo en ocho ocasiones, también falleció en junio por causas que no trascendieron. EFE