Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 19:33

Sedede hace mantenimiento a la piscina Marquina y evita el deterioro del agua

Una vista panorámica de la piscina Alfredo Marquina. SEDEDE
Una vista panorámica de la piscina Alfredo Marquina. SEDEDE
Sedede hace mantenimiento a la piscina Marquina y evita el deterioro del agua

Un escenario deportivo que requiere un mantenimiento constante, pese a que no tenga uso, es la piscina Alfredo Marquina ubicada en el complejo del estadio Félix Capriles. El propósito es que el agua que tiene no se deteriore y sea cristalina para cuando el escenario deportivo abra sus puertas a los deportistas.

"Se realiza el mantenimiento respectivo para que el agua esté en buenas condiciones. Hoy (ayer) la vi y esta cristalina como debe ser, eso nos permite cuidar un escenario que tiene mucha demanda por parte de los deportistas", declaró Rodrigo Sánchez, director del Servicio Departamental del Deporte de Cochabamba.

La piscina, al igual que el resto de los escenarios deportivos que están bajo la administración del Sedede, cerraron sus puertas al público el 15 de marzo debido a la cuarentena que vive el país hace un mes por el COVID-19. Sánchez explicó que el tratamiento del agua se los realiza en su estado natural (fría) y "no se hace uso del gas" para atemperar el líquido. La piscina cotidianamente acogía a deportistas de todas las edades en diferentes horarios.

Es uno de los principales "acuarios" que tiene la ciudad y cobija los diferentes torneos locales y nacionales que organizan las asociaciones de natación y triatlón. También para los Juegos Deportivos Plurinacionales que se desarrollan en el Cercado, fase departamental (primaria y secundaria).

CANCHA

CANCHAS En este mismo complejo deportivo, se realiza el mantenimiento "adecuado" a la cancha principal del estadio Félix Capriles (con el corte y regado) para que esté en buenas condiciones cuando el fútbol retorne al país, sobre todo, cuando la Copa Libertadores haga su reaparición en Cala Cala. Se informó que el regado es "cada día" con los aspersores y se lo realiza dos veces al día (06:00 y 18:00) durante 10 minutos con el objetivo de que el césped mantenga una buena pigmentación.

El corte del gramado se realiza cada 10 días, además del compactado, la oxigenación del pasto y el uso de fertilizantes. "La cancha principal tiene un mantenimiento adecuado sobre todo para los partidos de la División Profesional y de la Copa. No podemos dejar de atender este rectángulo por las exigencias que tiene la Conmebol", dijo Sánchez.

CANCHAS AUXILIARES El Director del Sedede explicó que "no se realiza el mantenimiento" a las canchas auxiliares 3, 4, 5 y 6 del Capriles donde el pasto está crecido y, por el momento, no es prioridad realizar un trabajo de mejoramiento en dichos rectángulos. Adelantó que la siguiente semana "se prevé" que se haga un corte al césped.

Debido a la cuarentena, las canchas auxiliares también cerraron sus puertas y no se tiene una fecha definida para su apertura. "Para hacer el corte del césped en las auxiliares del estadio se requiere de combustible (gasolina) para la cortadora y, por el momento, ese carburante se lo utiliza en los vehículos que tiene el Sedede y la Gobernación para atender las urgencias por el COVID-19 en el departamento", explico Sánchez.

La autoridad dijo que, por el momento, "no es una prioridad tener esas canchas en óptimas condiciones" porque no existe actividad deportiva ni competitiva. Con relación a los otros escenarios deportivos que están bajo la administración del Sedede, como los coliseos de la Costanera (baloncesto y voleibol), Evo Morales (futsala) y José Casto Méndez de La Coronilla, no requieren de ningún mantenimiento en concreto, solo la limpieza y cuidados necesarios para evitar robos.