Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 03:21

De la mano de Cagna, Sandy vuelve y deja buenas sensaciones en la hinchada tras el 5-2

El arquero, de 19 años, se hizo cargo ayer del arco de Wilster y convenció, en líneas generales.
El arquero Daniel Sandy durante las prácticas del Rojo. APG
El arquero Daniel Sandy durante las prácticas del Rojo. APG
De la mano de Cagna, Sandy vuelve y deja buenas sensaciones en la hinchada tras el 5-2

A Daniel Sandy le tocó ayer calzarse los guantes y entrar a la cancha como titular, de nuevo, para defender el arco de Wilstermann. Y más allá de algunas salidas, el portero llenó los casilleros y convenció, en términos generales, a la hinchada aviadora, que disfrutó de su presentación en el onceno.

Sumó más minutos el meta, de 19 años, bajo los tres palos de Wilster, en la goleada que puso serenidad e inyectó de confianza al plantel, con el 5-2 firmado frente a Always Ready, en el Félix Capriles.

El arquero, hijo del histórico exseleccionado Marco Sandy, continuó adquiriendo experiencia en la primera división, en el que fue su sexto partido entrando a la cancha en condición de titular, en reemplazo del cruceño Rodrigo Banegas.

Las conclusiones de los hinchas exponen conformidad, a pocas horas de la goleada. "Es una clara joven promesa, se debe trabajar mucho con él y darle minutos de juego", publicó el cibernauta Boris Branco Rojas. "Para mí ha sido excelente la actuación del portero. Es un futuro portero de la Selección Nacional. Necesita más trabajo. más horas y minutos de titularidad", sentenció Jorge Chávez, mientras que Alejandro Artero expresó: "Bueno, puede mejorar más. Le falta salir con la rodilla para que en las (pelotas) divididas no lo golpeen. Después, se rajó, jugó bien".

Sandy fue esencial bajo los tres palos. El DT Diego Cagna confió en su potencial y lo probó. Wilster venció por 5-2 en casa, con goles de Paul Arano, Damián Lizio, Rodrigo Vargas, Gilbert Álvarez y Patricio Rodríguez. Por el elenco del Millonario descontaron Robert Hernández y John Jairo Mosquera.