Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de febrero de 2020
  • Actualizado 17:39

Un San José diezmado va por la hazaña ante Guaraní

El plantel orureño sin refuerzos se concentra en el cotejo de hoy (18:15), en el estadio Jesús Bermúdez, por la primera fase de la Libertadores.
Los jugadores de San José realizan las prácticas previo al compromiso de la Copa Libertadores de América. APG
Los jugadores de San José realizan las prácticas previo al compromiso de la Copa Libertadores de América. APG
Un San José diezmado va por la hazaña ante Guaraní

San José quiere olvidarse del mal momento que pasa y poner en segundo plano la crisis económica para comenzar con el pie derecho la Copa Libertadores de América.

El plantel orureño recibirá, sin la mayoría de sus figuras, al Guaraní paraguayo, que llega con todo su poder goleador al estadio Jesús Bermúdez (18:15).

El compromiso corresponde a la primera fase del certamen continental. El cuadro boliviano accedió a esta instancia como Bolivia 4, luego de culminar en esa posición en la temporada anterior.

El equipo santo vive una crisis por deudas de gestiones pasadas, al igual que demandas de exterminadores y futbolistas que han optado por iniciar demandas ante la FIFA, algo que le ha valido sanciones de puntos en contra en el torneo local.

Esta inestabilidad institucional hizo que en los primeros días de este año más de una decena de futbolistas, muchos de ellos titulares, salieran hacia otros equipos bolivianos.

Por citar algunos nombres como: Javier Sanguinetti, Rodrigo Ramallo y Jair Torrico (Always Ready) y Didí Torrico (Wilstermann), entre otros deportistas.   

Ante esta dificultad, el entrenador argentino Omar Asad continúa armando un equipo titular cuya composición aún es incierta porque no tiene jugares que lleguen como refuerzos para la Copa.

No está confirmada la presencia del portero chileno Raúl Olivares, quien no llegó a un acuerdo con la entidad y prefirió volcar la mirada a otro club.

Por el momento, es una duda la presencia del goleador Carlos Saucedo, quien sigue en negociaciones con los directivos para consolidar su vinculación.

Desde hace poco el club está en manos de un grupo inversor que tomó el control tras la renuncia de dos presidentes, Wilson Martinez y José Carlos García, en los dos últimos meses.

Según los medios orureños, no existe expectativa de los aficionados para asistir al estadio Bermúdez debido a la situación por la que pasa el club y el casi desmantelamiento del plantel que fue protagonista del torneo Clausura de la División Profesional.

El Guaraní, al mando del argentino Gustavo Costas, debutó en la Liga paraguaya el fin de semana con un empate sin goles con Sportivo San Lorenzo.

Fue un ensayo previo del cuadro aurinegro con miras al cotejo internacional. Además, no pudieron analizar a “plenitud” a su rival de turno porque el posible once titular es una incógnita para el estratega.

Los paraguayos llegaron ayer a Santa Cruz donde pasaron la noche y hoy tienen planificado trasladarse hasta Oruro, con un plantel en el que destacan los delanteros Raúl Bobadilla y Edgar Pájaro Benítez, así como el portero argentino de Gaspar Servio.

Guaraní conoce la realidad del plantel Santo y tratará de aprovechar esa situación para sumar de visita y jugar la vuelta con relativa tranquilidad.