Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:17

RADAR

Rusia reta a asiáticos y los deja sin podios en Stuttgart

Poco pudieron hacer por evitar el triunfo de un infalible Nikita Nagornyy, que como ya demostró en la ronda clasificatoria es el gimnasta más regular.
Gimnasia en Rusia/EFE
Gimnasia en Rusia/EFE
Rusia reta a asiáticos y los deja sin podios en Stuttgart

Rusia, en los últimos años casi siempre relegada por  los países de Asia, confirmó su retorno a la cúspide de la gimnasia internacional tras añadir al título por equipos conquistado el miércoles, el oro y la plata logrados ayer en la final del concurso completo de los Mundiales de Stuttgart (Alemania) por Nikita Nagornyy, nuevo campeón, y Artur Dalaloyan.

Si en la categoría de conjuntos Rusia nunca había logrado subir a lo más alto del podio desde la desaparición de la Unión Soviética, en la individual, el gigante ruso ya había dado muestras de su resurrección en los Mundiales disputados el año pasado en Doha con el triunfo de Dalaloyan y el bronce de Nagornyy.

Una excelente cosecha que logró mejorar en Stuttgart, donde los representantes rusos ocuparon las dos primeras plazas de un podio que se encargó de completar el ucraniano Oleg Verniaiev.

Todo un aviso a menos de un año de los Juegos Olímpicos de Tokio para los chinos y japoneses, que por primera vez desde 1994 no lograron colocar a ninguno de sus atletas entre las tres primeras plazas.

Poco pudieron hacer por evitar el triunfo de un infalible Nikita Nagornyy, que como ya demostró en la ronda clasificatoria es el gimnasta más regular.

El chino Xiao Ruoteng tuvo que conformarse con la cuarta plaza. Comenzó a perder sus opciones de revalidar el título de 2017 con un gris ejercicio de anillas.