Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:07

Royal Pari frena al Tigre

El cuadro cruceño pasó por apuros para quedarse con el triunfo y los problemas les transfirió al club aurinegro, que sigue compartiendo el primer puesto con Always Ready con 41 puntos
Royal Pari frena al Tigre

Royal Pari aumentó la tensión en el torneo Apertura con el triunfo logrado sobre The Strongest por 1-0 en el estadio Gilberto Parada de Montero, deteniendo el avance del Tigre en la vigésima segunda fecha y con estos tres puntos recuperando el perfil para buscar el primer puesto en el campeonato.

El cuadro cruceño pasó por apuros para quedarse con el triunfo y los problemas les transfirió al club aurinegro, que sigue compartiendo el primer puesto con Always Ready con 41 puntos, pero con la diferencia de que los millonarios recién ingresarán en acción este martes contra Oriente Petrolero en Santa Cruz, además de quedar pendiente con lo que hará Bolívar (39), que juega como local contra Real Santa Cruz.

La dupla ofensiva de los gualdinegros, Jair Reinoso-Willie Barbosa, tardó en complementarse, mientras Ramiro Vaca trataba de conducir al equipo hacia el pórtico sin romper el bloqueo durante el primer tiempo.

Barbosa recién tuvo una ocasión de anotar a los 48´ con un remate de zurda que fue dar contra la cara interna del palo izquierdo cuando el arquero Diego Méndez estaba vencido. En el complemento, los atigrados fueron más punzantes y Reinoso pudo abrir la cuenta, pero su remate salió a centímetros del palo.

El elenco royalista comenzó a jugar con una visión vertical, el mejor acercamiento ocurrió a los 67 minutos con un disparo de Bruno Miranda que Daniel Vaca desvió con la punta de los dedos en una reacción aplaudida por los contados hinchas que llegaron al estadio de Montero.

El local avisaba de su despliegue por los costados y la velocidad para encarar al adversario. Es así que una pared entre Iker Hernández y Lizio rompió la defensa y éste último remató un balón que en el trayecto fue desviado por Diego Wayar descolocando a Vaca a los 77 minutos.

Ese gol aceleró el fútbol y las decisiones del cuerpo técnico de mandar al campo a Raúl Castro para reorganizar el medio terreno. En contraposición, Miguel Abrigo hizo ingresar a Luciano Ursino para reforzar la marcación e impedir que el rival crezca de aquí a la conclusión del compromiso.

El partido se estrecho en los minutos finales, sin camino para que el Tigre pueda hacer circular la pelota y con el equipo cruceño haciendo el esfuerzo de controlar el fútbol para quedarse con el premio.

El compromiso concluyó con un cruce de palabras entre Vaca y Hernández, un incidente que estuvo a punto de irse a los golpes, de no hacer por la intervención de sus compañeros y de los efectivos de seguridad. Las increpaciones siguieron en el camino hacia los vestuarios sin llegar a mayores.