Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 19:22

Rojas colgará sus spikes luego de correr en Tokio y hará su internado

El recordista nacional en los 100 y 200 metros lisos buscará clasificar a sus segundos Juegos Olímpicos y dejará las pistas luego de 15 años de triunfos. Después ejercerá su profesión como médico tras terminar su carrera académica.
El velocista cochabambino Bruno Rojas se quita los spikes luego culminar las prácticas.    NOÉ PORTUGAL
El velocista cochabambino Bruno Rojas se quita los spikes luego culminar las prácticas. NOÉ PORTUGAL
Rojas colgará sus spikes luego de correr en Tokio y hará su internado

El atleta más rápido y recordista nacional de Bolivia, en los 100 y 200 metros planos, anticipó que colgará los spikes, luego de su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, que se disputarán del 24 de julio al 8 de agosto.

Aseguró que “necesita cambiar de rumbo”, porque en Bolivia un deportista “no puede generar recursos con el deporte”, lo que le obliga a ejercer su profesión como médico.

En caso de lograr el boleto a los Juegos de Tokio, Bruno volverá a las pistas olímpicas luego de nueve años ya que en Londres 2012 se constituyó en el primer atleta boliviano en superar una fase eliminatoria.

En esa oportunidad, con 19 años, ganó la primera ronda en los 100 metros planos. Si bien quedó último en la segunda fase, pudo flamear la Tricolor en un certamen que dejó en alto el nombre de Bolivia.

OPINIÓN quiso conocer un poco más de los proyectos que tiene el deportista, luego de 15 años de alegrías para Cochabamba y el país.

P: ¿Qué le motiva a dejar las pistas y por qué?

R: Mucha gente piensa que dejaré el atletismo por la falta de apoyo, pero no es así. No tuve apoyo de las autoridades desde que comencé con el atletismo, hace 14 años, pero la empresa privada sí me dio su respaldo.

Terminé la carrera de medicina y tengo que hacer mi internado. El próximo jueves cumplo 28 años y, lamentablemente, en el país no podemos vivir del deporte.

No piensen que ya no puedo correr en un alto nivel, estoy seguro que puedo mejorar mis marcas por tres o cuatro años más tranquilamente. Pero tengo que cambiar de rumbo y trazarme un nuevo objetivo en mi vida personal y profesional.

P: ¿Dónde haría su internado?

R: Aún no sé. Por el momento, estoy enfocado en conseguir la clasificación a los Juegos Olímpicos. La universidad me dará las opciones de los hospitales para que haga mi internado. Termino esa etapa y soy un médico oficial.

En este momento tan delicado por la pandemia es muy complicado y te das cuenta de que el sistema de salud tiene algunas limitaciones.

P: ¿Hay susceptibilidad por caer enfermo con coronavirus y sus variantes?

R:  Miedo no tengo, al final para eso hemos estudiado. Solo queda concientizar a la población para que tenga más cuidado y aplique las recomendaciones de salubridad.

La nueva cepa se debe a que Brasil no tomó las medidas adecuadas y ese fue mi temor, que el virus mute y sea más agresivo.

P: ¿Hará alguna especialidad?

R: Me gusta la traumatología para ayudar a los deportistas del país, que necesitan un apoyo cuando las lesiones les alejan de las pistas y las canchas. Estuve cinco años lesionado y ningún médico sabía cómo resolver mi problema, así que tuve alguna experiencia.

La especialidad lo haría en Brasil o en otro país, según la (opción) que se presente en ese momento.

P: ¿Cómo fue su experiencia en el atletismo?

R: Creo que en el atletismo hice grandes cosas y me iré muy contento, pero antes de dejar las pistas haré las gestiones con las autoridades deportivas del país para que los futuros atletas no pasen las dificultades que pasé todo este tiempo, el objetivo es que tengan más oportunidades y un mejor trato.

Las autoridades deben atender cosas básicas para los atletas como pasajes para representar al país.

O dotar uniformes adecuados y no XL cuando tu talla es S. No me quiero retirar dejando las cosas así o me sentiré frustrado.

Después de la reunión que tuve con la viceministra de Deportes, Cielo Veizaga, no quedé 100% satisfecho por las limitaciones económicas que tiene dicha entidad, pero se intentó exponer nuestras inquietudes.

P: ¿Cuál sería su última prueba oficial?

R: Si Dios quiere los Juegos Olímpicos de Tokio. Antes tengo que correr en el Sudamericano Mayores de Guayaquil, Ecuador del 29 al 31 de mayo. Viajaré no con el objetivo de buscar una medalla, quiero sumar la mayor cantidad de puntos que nos permita escalar en el ranking internacional.

Lamentablemente, este año no pudimos competir fuera del país por el tema de la pandemia y gastos.

P: ¿Cuántos puntos necesita para lograr la clasificación a Tokio?

R: Lo que calculamos con mi entrenador, Luis Daniel Valenzuela, son 1.150 puntos para clasificar a los Juegos Olímpicos.

No estoy apuntando a los 100 metros planos, mi objetivo son los 200 para correr en los Juegos.

Estamos tranquilos y estamos corriendo muy bien, hace poco hice una mejor marca (21 segundos), después de cinco años, y me acomodé entre los tres mejores del ranking sudamericano.

No puedo correr 20 segundos porque no tengo un rival que me exija, prácticamente estoy corriendo solo en la pista.

Este Sudamericano me servirá para mejorar la marca y tener el roce que necesitamos.

P: ¿Después del Sudamericano, correrá en el Nacional en la Llajta?

R: Sí. Primero será el Sudamericano y, posteriormente, se correrá el Campeonato Nacional de Mayores programado para el 4 y 5 de junio en el estadio de atletismo ubicado en el excomplejo Petrolero.