Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 14 de abril de 2024
  • Actualizado 01:05

Tras robo a jugadores de Always, el club se defiende y Claure señala a Andrés Costa

Andrés Costa, presidente de Always Ready (i), y Marcelo Claure, titular de Bolívar. OXÍGENO.BO
Andrés Costa, presidente de Always Ready (i), y Marcelo Claure, titular de Bolívar. OXÍGENO.BO
Tras robo a jugadores de Always, el club se defiende y Claure señala a Andrés Costa

Después de que los jugadores de Always Ready denunciaran que fueron víctimas de agresiones y robos en los camerinos de Villa Ingenio, tras el partido que perdió el equipo ante Independiente (0-1) el pasado fin de semana, el "Millonario" sacó un comunicado, pero sin esclarecer lo sucedido.

El escrito, publicado recién este martes, señala que el actuar de la Policía alteña permitió controlar que los actos de violencia “no pasaran a mayores consecuencias, precautelando la integridad física de los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes”.

Asimismo, se describe que la dirigencia del club y la Policía realizan las investigaciones para encontrar a los responsables de tan “bochornosos actos” y se afirma que se reforzará la seguridad en los próximos partidos que se disputen en El Alto.

Finalmente, el club alteño denuncia que existe una campaña de desprestigio en contra del estadio de Villa Ingenio y reafirma su compromiso con la población alteña para “seguir dando alegrías” a esa ciudad

LA POSTURA DE CLAURE

Sobre lo sucedido el domingo, el presidente del club Bolívar, Marcelo Claure, lanzó duras acusaciones en contra de su par de Always Ready, Andrés Costa, y pidió a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) tomar drásticas medidas.

A través de su cuenta en la red social ‘X’, Claure acusó a Andrés Costa – hijo del presidente de la FBF, Fernando Costa- de haber agredido hasta con insultos racistas a algunos de sus jugadores.

“El domingo, según denuncias de las víctimas, quienes son jugadores de fútbol, el presidente de Always Ready agredió a un jugador, lo insultó con palabras groseras racistas, dieron acceso libre para que supuestos hinchas irrumpan y saqueen el vestuario del equipo local, robando las pertenencias de los jugadores, quienes también sufrieron persecución y violencia que atentó contra sus vidas. No podemos permitir que estos hechos criminales queden impunes porque el agresor es el hijo del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol”, dijo.

De esa manera exigió a la FBF que tome cartas en el asunto: “La Federación tiene la obligación de investigar y sancionar con severidad a los responsables. Estas acciones reprochables avergüenzan a nuestro fútbol y a Bolivia”.

Claure, asimismo, señaló que su mensaje puede traer consecuencias y represalías en su contra y la de su club, pero aseveró que “callarse” sería un acto “cobarde”.

“Soy consciente de que este mensaje tendrá consecuencias contra mí, como siempre saldrán a insultar, calumniar, a amenazar con sanciones, intentarán manipular las elecciones del Club Bolívar e intentarán suspenderme y castigar a Bolívar con sus artimañas, pero no soy un cobarde para quedarme callado. Tenemos la obligación de alzar la voz y poner fin a este sinsentido que daña al fútbol y a Bolivia”, finalizó.

Para más información, visita nuestros canales oficiales:


 Facebook |  X |  Instagram |  YouTube

 Visítanos en nuestro Canal de WhatsApp