Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 17:43

River y Flamengo parten hacia Lima con el sueño intacto de ganar la Libertadores

Los dos elencos fueron despedidos de sus ciudades con una multitud de hinchas.
Avión que transporta a los hinchas del Flamengo. PRENSA FLAMENGO
Avión que transporta a los hinchas del Flamengo. PRENSA FLAMENGO
River y Flamengo parten hacia Lima con el sueño intacto de ganar la Libertadores

River Plate de Argentina y Flamengo de Brasil ya tienen todo listo para encarar la final de la Copa Libertadores de América, que se jugará este fin de semana, en Lima. Ambos equipos ya tomaron rumbo hacia la ciudad sede del cotejo para el esperar el día esperado. 

Los alrededores del Monumental estaban casi vacíos este miércoles, mientras la mayoría de hinchas se traslada a Lima en autobús y River Plate realizaba su último entrenamiento antes de partir hacia la final de la Copa Libertadores, pero unos cuantos hinchas acudieron allí con sus maletas para viajar con el equipo.

Los hinchas no dudaron en hacer unas pequeñas y emprender viaje hacia el país sede del certamen, muchos de ellos sin una entrada. 

El año pasado, el viaje fue a Madrid, y entonces el Millonario se trajo su cuarta Copa Libertadores en un Superclásico histórico contra el Xeneize.

Por otro lado, la plantilla del Flamengo partió este miércoles hacia Lima, donde el próximo sábado jugará la final de la Copa Libertadores frente al River Plate, animada por miles de hinchas que la acompañaron hasta el aeropuerto de Río de Janeiro.

La hinchada del club más popular de Brasil hasta retardó la salida de los autobuses que trasladaban a la delegación ya a las puertas del Ninho do Urubú (nido del buitre), el centro de entrenamiento del Flamengo situado en la zona norte de la ciudad.

Allí se dieron cita miles de personas, una multitud que los dos autobuses de la delegación atravesaron a marcha lenta, en medio de cánticos y con los más animados golpeando en señal de ánimos los laterales de los autobuses, en los que se leía "Jugaremos juntos".