Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:22

Real Tomayapo devuelve a Tarija fútbol de primera división

Incidencias del partido entre Real Tomayapo contra Fancesa. APG
Incidencias del partido entre Real Tomayapo contra Fancesa. APG
Real Tomayapo devuelve a Tarija fútbol de primera división

Real Tomayapo colocó al fútbol tarijeño de nuevo dentro del profesionalismo con el triunfo sobre Fancesa (Chuquisaca) en la ronda de los penales por un marcador de 5-4 la tarde del domingo en el estadio IV Centenario. Con este resultado, aseguró su presencia en la final de la Copa Simón Bolívar, que en esta edición otorga el ascenso a los dos finalistas.

El plantel chapaco revirtió la llave después de estar abajo en el marcador por 0-1, pudo pasar adelante con un 2-1 en los minutos finales para igualar en puntos con el cuadro cementero, que en la ida venció por 3-1. Desde el punto penal, el local anduvo más efectivo y el arquero Javier Tejerina coronó este éxito cuando atajó el disparo de Carlos Mendoza.

La última vez que un cuadro de la capital tarijeña subió de categoría fue Ciclón en 2015, al año siguiente volvió a su Asociación. Hace tres años, por otro lado, Petrolero de Yacuiba caía y dejaba al sur de Bolivia sin fútbol profesional.

Después de tres intentos, con diferentes planteles, el entrenador Horacio Pacheco pudo llevar a un elenco tarijeño a la final de la Copa Simón Bolívar y ascender como finalista, sea cual sea el resultado del encuentro contra Independiente (Chuquisaca).

La expectativa era alta en la población tarijeña, que en un número diez mil personas aproximadamente, asistió al estadio IV Centenario, donde la figura de los capitalinos era el volante Ronald Gallegos por abrir la cuenta a los 59´ con un derechazo de primera.

El primer tiempo fue una etapa desperdiciada, sin pretensiones de mostrar un fútbol agresivo. Con dificultad, Real Tomayapo llegó al área contraria y recibió un penal, que Javier Martínez cambió en el 1-1 a los 76´.

A los 82´, otro penal fue sancionado a favor de los tarijeños por una mano. El delantero Matías Vicedo ejecutó el remate, pero la pelota fue a estrellarse con el palo. El empate dejó preocupación en el escenario, donde en la última acción Vicedo pudo reivindicarse con el 2-1 (94´).

El mismo Vicedo se encargó de cerrar la definición de los penales, dando el pase a la final y el boleto al profesionalismo con el 5-4, después de minutos de tensión con los hombres rematando desde los 12 pasos.

Incidentes

La actuación del árbitro paceño Gaad Flores fue cuestionado por Fancesa por los dos penales cobrados. Luego del penal de Vicedo (5-4), los jugadores cementeros hicieron corretear a la terna dentro del campo. Los ánimos se calmaron; entre compañeros de equipo se controlaron.

Hubo poca presencia de efectivos policiales dentro del escenario, que dicho sea de paso estaba lleno con público incumpliendo el distanciamiento físico, sin mascarilla y que durante el cotejo lanzaron botellas a la banca de Fancesa.