Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 12:30

Ramallo: Lo que te mata es el miedo y la impotencia, no sabes qué puede pasar

El exgoleador del combinado nacional lamenta que muchas personas pierden la vida por falta de equipamiento en los hospitales del país. Asegura que los síntomas “no son el problema” sino el no saber qué hacer para superar la enfermedad.

William Ramallo, con la camiseta de la Selección en un partido amistoso. ARCHIVO-OPINIÓN
William Ramallo, con la camiseta de la Selección en un partido amistoso. ARCHIVO-OPINIÓN
Ramallo: Lo que te mata es el miedo y la impotencia, no sabes qué puede pasar

El goleador de América, William Ramallo, con la voz quebrada, algo casina y con lágrimas en los ojos calificó como una “experiencia inenarrable” la lucha cotidiana para superar al coronavirus, que también infectó a su hermano Daniel.

“No es nada perder el olfato, el gusto, el dolor de cabeza o la temperatura, lo más complicado es no saber lo que puede suceder. Lo que te mata es el miedo y la impotencia al no saber que hacer”, dijo el exmundialista.

Por recomendación del neumólogo, desde ayer inició otro protocolo de medicación para dejar la etapa más complicada de la enfermedad. Según el exfutbolista, seguirá durante una semana más con la medicación para mejorar su estado de salud.

“Ya estoy mejor y el miedo ya pasó. Mi hermano Daniel también está infectado, pero él está en su casa y yo solo en la sede de la escuela de fútbol”, explicó William.

Asimismo, comentó que el resto de los integrantes de su familia “están bien de salud”, también fueron sometidos a las pruebas y dieron negativo a la pandemia.

El exatacante reprochó el accionar de las autoridades de Cochabamba (Alcaldía y Gobernación) y del país porque “más se ocupan de las pugnas políticas” que de la población.

“Hay una impotencia grande por el dolor y sufrimiento que se ve en las calles, casas y hospitales.  Salí a hacer algunas pruebas de laboratorio y es muy duro ver a la gente que implora por atención y medicación. Pero las autoridades no hacen nada por respaldar a esa gente”, comentó Ramallo.

Explicó que vio a muchachos jóvenes que “podían estar vivos”, pero por la falta de equipamiento y capacidad en los centros médicos “hoy dejaron de existir”.

“En gobiernos anteriores se podía equipar de mejor manera los hospitales y clínicas del país, pero, lamentablemente, se ha malgastado el dinero en el país. Ahora mismo priorizan otras cosas y compran respiradores caros e inservibles”, dijo el exmundialista de la Selección Nacional.

CANCELAR EL TORNEO

Ramallo con la experiencia que vive debido al virus de la COVID-19 y el sufrimiento que implica su tratamiento, recomendó a los dirigentes de los clubes y de la Federación Boliviana de Fútbol “decretar desierto el torneo Apertura” para evitar mayor “dolor y sufrimiento” porque no existe una cura precisa para el virus.

“Por intereses económicos de los clubes, no se puede poner en riesgo la salud de los jugadores, entrenadores y sus familias. Es una enfermedad muy dura y se cobró millones de vidas en el planeta”, culminó Ramallo con impotencia en su expresión.

DOS EXMUNDIALISTAS CON COVID-19

Los jugadores que defendieron los colores de la Selección Nacional en el Mundial de Estados Unidos de 1994, William Ramallo y Julio César Baldivieso, son dos de las miles de víctimas de la pandemia. Ambos siguen en la lucha cotidiana por salir victoriosos de este partido “de vida o muerte”.