Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de mayo de 2024
  • Actualizado 20:20

‘Quería dejar el fútbol luego de jugar en Quilmes y logré dos títulos en Wilster’

El lateral Óscar Vaca es apasionado de la Llajta, fue parte del ascenso con Aurora (2017), autor del penal del torneo (2018) y la corona (2019) en el Rojo. Hace una evaluación del fútbol valluno y la anécdota de su boda en el Capriles.
Óscar Vaca celebra el título en 2019 y está en partido con la camiseta de Aurora.    ARCHIVO
Óscar Vaca celebra el título en 2019 y está en partido con la camiseta de Aurora. ARCHIVO
‘Quería dejar el fútbol luego de jugar en Quilmes y logré dos títulos en Wilster’

El volante lateral beniano Óscar Vaca Ortega (33 años) es uno de los pocos futbolistas benianos que manifiesta su sentimiento por Cochabamba y la oportunidad que esta tierra les dio para crecer como futbolista profesional.

Llegó a la Llajta en 2008 buscando mejores horizontes y consagrarse en el fútbol nacional. Comenzó en los clubes de la Asociación, gracias a su entrega y dedicación en el terreno de juego logró la oportunidad de jugar en Primera.

Esa constancia le permitió fichar en el club Quilmes de Argentina, donde no tuvo la continuidad necesaria y motivó a dejar el fútbol para dedicarse a finalizar su carrera en kinesiología.

Es uno de los pocos, sino el único jugador, que ingresó al “templo del fútbol” (Félix Capriles) para celebrar su boda junto a sus compañeros de equipo e hinchas durante un partido oficial y, a los pocos minutos, “ver la tarjeta roja” para dejar el escenario.

“Vaquita” también hace una evaluación de los clubes cochabambinos en el torneo Apertura y lamenta que ya no se jueguen los partidos preliminares de la Profesional que era “una vitrina” para los jugadores jóvenes.

P: Debuta en la Profesional en 2013, ¿qué técnico le dio esa oportunidad?

R: Yo llegué a Aurora en 2012 a mitad del torneo, pero recién debuto en 2013 contra La Paz FC en Cochabamba y el técnico era Víctor Hugo Antelo.

P: En 2015 ficha en Quilmes, ¿cómo fue esa experiencia?

R: Sí. Durante un partido amistoso contra Quilmes, por los 80 aniversario de Aurora en el Félix Capriles, fue determinante para que el club argentino quiera contar con mis servicios.  

Fue una experiencia linda, pero un poco frustrante. En ese tiempo Aurora jugaba la Copa Sudamericana, pero yo me incliné por jugar en Argentina.

Fue decepcionante porque luego de la pretemporada estaba listo para jugar, pero al segundo partido del campeonato renunció el técnico que me llevó y el nuevo entrenador me borró de la lista y no me dio una oportunidad.

P: ¿Los bolivianos no tienen continuidad en el exterior?

R: Sí. En el exterior el nivel es alto y no existe margen para el error. Yo creo que el técnico por cuidar su puesto no se arriesga a dar oportunidad y se hace más difícil conseguir un espacio en el plantel. 

P: ¿Retorna a Aurora y logra el ascenso de la Liga?

R: Jugamos los partidos de la Asociación y la final de la Copa Bolivia contra Always Ready y terminamos igualados y en los penales quedamos afuera, pero se impugnó ese cotejo porque ellos jugaron con un juvenil y así entramos a la Simón Bolívar para luego ascender en 2017, al mando del paraguayo Roberto Pérez.

P: ¿Luego ficha para Wilster para consagrarse?

R: Llego a Wilster por pedido del profesor Roberto Mosquera. El presidente Gróver Vargas me hizo la propuesta y logramos un acuerdo. En ese entonces Wilster jugaba la Copa Libertadores (2017), en una gran campaña, pero no pude jugar ni un solo partido.

P: ¿En el Rojo logró dos títulos memorables?

R: Fueron dos temporadas inolvidables en Wilstermann al conseguir los títulos (2018 y 2019). 

En la primera, anoté el gol del título en la tanda de los penales ante The Strongest en el estadio Patria de Sucre. En el partido de ida perdimos en La Paz (2-1) y en la vuelta ganamos en Sacaba (2-1) y se definió el titulo en Sucre.

En los penales fue una tanda reñida y emocionante había mucha adrenalina en la cancha y las tribunas, porque los remates eran atajados o las metían, fue algo dramático ese momento. 

Cuando me toco patear el penal yo estaba tranquilo y lo definí con solvencia para terminar celebrando con los hinchas y el plantel.

En la segunda, fue contra Oriente que llegó con juveniles y ganamos. Fue un marco impresionante de público para celebrar el título al mando del técnico Cristian Díaz.

P: ¿Qué avaluación hace del fútbol cochabambino?

R: Con excepción de Palmaflor, no están en los primeros lugares.

A diferencia de Wilsterm, Aurora está jugando mejor y queriendo levantar su fútbol. Algo importante de ese club es que tiene varios jugadores cochabambinos jóvenes y experimentados.

Esa misma figura se evidencia en Universitario de Vinto, donde hay muchos jugadores cochabambinos. Si bien los resultados no nos están acompañando, pero se está mostrando mucha entrega y garra.

Del 100% de los goles que nos hicieron el 70% fue por desconcentraciones muestras y de pelota parada. Vinto tiene buen equipo y tenemos buena posesión de la pelota, pero no podemos convertir los goles cuando se debe.

P: ¿Qué evaluación hace de Wilster?

R: Wilstermann siempre es candidato y protagonista en cualquier torneo, pero creo que no se están dando los resultados. 

Hay muchos nombres y jugadores que llegaron de otros equipos, pero hay pocos peones. Tienen buenos jugadores, creo que están poniendo las piezas claves donde deben.

P: ¿Hay buen nivel en el fútbol cochabambino?

R.- Sí. Cuando se jugaban los partidos preliminares en los partidos de la Liga. Había un incentivo para el futbolista de la Asociación porque te metías en la cabeza de que tienes que mostrar tus mejores condiciones porque pensamos que nos están mirando los entrenadores, dirigentes y gente vinculada a los clubes.

No sé porque restringieron los preliminares, es una vitrina importante para los nuevos valores del fútbol cochabambino y nacional.

P: ¿Por qué fue al estadio el día de su boda?

R: Luego de la ceremonia fuimos a la sesión de fotos al Jardín Botánico, pero estaba cerrado. Ese día estaban jugando mis compañeros y era contra Always Ready. Le pregunté a mi esposa si se animaba ir al estadio, ella me dijo que sí.

Ese rato lo llame a Mirko Cornejo (dirigente de Aurora) para preguntar si podemos ingresar y me dio que sí.

Fue algo diferente porque la gente nos aplaudió (novios), había saludos y felicitaciones. Pero el árbitro paró el partido y nos saco del escenario.