Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 21 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:29

Protestas ciudadanas ponen "en jaque" al fútbol boliviano

Jóvenes ondean sus banderas antes de los enfrentamientos. DICO SOLÍS
Jóvenes ondean sus banderas antes de los enfrentamientos. DICO SOLÍS
Protestas ciudadanas ponen "en jaque" al fútbol boliviano

Frente al panorama de agitación social que atraviesa el país, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) contempla la posibilidad de suspender los compromisos correspondientes a la fecha 17 del torneo local.

Se prevé que el organismo máximo que rige el balompié nacional comunique, esta tarde, una postura definitiva.

Por lo pronto, el primer compromiso que fue postergado es el de Real Potosí-Bolívar, mismo que se iba a disputar mañana (20:30) en la Villa Imperial.

El director de Competencias de la Federación, Adrián Monje, señaló a Futbolmanía: "Existe la amenaza de un paro cívico en Santa Cruz. Analizaremos toda la fecha y trataremos de jugar la mayor cantidad de partidos”.

También está la posibilidad de que todos los encuentros se trasladen al 26 y el 27 del mes próximo.

Según la programación inicial, Aurora tendría que recibir mañana a Nacional Potosí, en el Félix Capriles (18:15), mientras que Wilster debería visitar, el jueves, a Always Ready (15:00), en La Paz.

Las protestas, en las últimas horas, se multiplican en al menos ochos ciudades capitales desde anoche, luego de que el sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP) en las elecciones presidenciales diera por ganador al Movimiento Al Socialismo en primera vuelta, a más del 90% del recuento.