Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 16:54

El Principito deja al Cholo y Barça lo espera

El francés, máximo goleador del Atlético, pagará la cláusula (140 millones de dólares). Su arribo al Azulgrana para jugar con Leo está cerca.
El Principito deja al Cholo y Barça lo espera


El delantero francés Antoine Griezmann no jugará la próxima temporada en el Atlético de Madrid. El Principito le comunicó ayer su decisión a dirigentes, al entrenador argentino Diego Simeone y aficionados. Con ello fuerza una reconstrucción en un club que pierde varias piezas y, se convierte en la estrella que el Barcelona ya palpita. Los fans del Blaugrana cuentan los días para que el galo mimetice su juego con el del argentino Leo Messi.

Los rumores que se habían acrecentado durante las últimas semanas sobre la salida de Griezmann con destino al Barça llevaron a una reunión en la que el Atlético quería escuchar de boca del futbolista cuáles eran sus planes, fundamentales de cara a la planificación interna.

Fue en una reunión vespertina en la que el delantero, el más determinante del Rojiblanco en el último lustro, explicó al consejero delegado Miguel Ángel Gil Marín, al Cholo Simeone y al director deportivo, el italiano Andrea Berta, que había resuelto pagar su cláusula de rescisión para salir del club (140 millones de dólares).

Después se lo extendió a sus seguidores, con un video en el que les dijo: Aunque me cuesta tomar este camino, es lo que siento y necesito. Han sido cinco años increíbles en los que disfruté mucho. Dejé todo en el campo”.

El Principito, que llegó al Atlético en julio de 2014 procedente de la Real Sociedad de San Sebastián, cierra así una etapa de cinco temporadas en la que consiguió tres títulos (Supercopa de España 2014, Liga Europa 2018 y Supercopa de Europa 2018).

Con 133 goles en 256 partidos, Griezmann dejará el club convertido en el quinto máximo artillero de su historia, por delante de Fernando Torres (129) y solo superado por Luis Aragonés (170), Adrián Escudero, Francisco Campos y José Eulogio Gárate.

Un lustro de crecimiento exponencial de un jugador que, aunque precisó varios meses para adaptarse al esquema de Simeone, fue moldeado por el argentino para pasar de ser un extremo zurdo acostumbrado a correr en paralelo a la banda, a un delantero capaz de anotar de múltiples maneras.

En su primera campaña anotó 25 tantos entre todas las competiciones, unos guarismos que elevó a los 32 tantos en su segundo ejercicio, el del curso 2015-16, en el que disputó la final de la Liga de Campeones, perdida ante el Real Madrid en los penales.

En la final de Lyon ante el Olympique de Marsella, Griezmann decantó el trofeo para el Rojiblanco con dos de las dianas del 0-3 con el que el Atlético fue campeón, para un registro final de 29 goles.

Decidida su continuidad en el Atlético ese verano, el delantero redondeó su curso en el Mundial de Rusia, donde se proclamó campeón del mundo con la Bleu.

Griezmann arrancó esta temporada ganando un nuevo título: la Supercopa de Europa conquistada ante el Real Madrid en Estonia. Con la final de la Liga de Campeones del Wanda Metropolitano como gran objetivo, la Juventus rompió las aspiraciones del Atlético en una eliminatoria en la que los rojiblancos consiguieron un 2-0 de ventaja en Madrid pero se vieron superados por un 3-0 en Turín.

La salida del galo, que sin su amigo Godín pasaría a ser segundo capitán, según dijo el propio Simeone, deja tocado el proyecto rojiblanco, que no solo tendrá que recomponer su defensa sino que también deberá rearmar su ataque.

Cobra importancia el futuro de Diego Costa y el de Álvaro Morata, este último cedido por temporada y media por el Chelsea, que podría recuperarlo, pero sobre el que el Atlético tiene una opción de compra no obligatoria.

El Principito no quiso eludir un último mensaje dirigido a sus seguidores y, con ello, dio por acabada la suerte de novela que lo tenía como protagonista. “Quería hablar con ustedes, atléticos, a la afición que siempre me dio mucho cariño, para decirles que tomé la decisión de irme, de ver otras cosas, de tener otros desafíos”.

Por su parte, el exentrenador Ramomir Antic afirmó que desconoce “dónde podría encajar Griezmann en el Barcelona”, en referencia al estilo del equipo de Valverde.

El técnico serbio, de todos modos, aseveró que siempre debes "ajustar el sistema a los recursos que te ofrece la plantilla". "El sistema no puede ir por delante", insistió. En cualquier caso, Antic comentó que el futuro del delantero francés se escapa a su conocimiento.