Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 21:56

EN COCHABAMBA

Palmaflor, por el triunfo ante un Guabirá herido

El cuadro del Valle Bajo buscará su segundo triunfo en casa ante el azucarero, quien no tiene mergen de error. El match será en el estadio Félix Capriles (19:30).
Palmaflor, por el triunfo ante un Guabirá herido

Palmaflor pretende cosechar, esta noche (19:30), su segundo triunfo del campeonato a costa de Guabirá, en el estadio Félix Capriles, en un cotejo que será el primero de ambos cuadros en la historia del profesionalismo.

Para el plantel del Valle Bajo es primordial la victoria para no perder el paso a los punteros del campeonato boliviano. 

En lo que va del certamen, el Auriverde perdió ante Bolívar (3-1), en La Paz; en la segunda fecha, superó a Royal Pari (1-0), en la Llajta y cayó ante Nacional Potosí (4-2), en la Villa Imperial.

El director técnico del plantel quillacolleño, Humberto Viviani, tiene dos ausencias obligadas para el cotejo de esta noche. 

Por expulsión no podrá estar el delantero africano Bismark Ubah y el volante Víctor Machaca, quien se recupera de una lesión.

Sin estos jugadores, el adiestrador abre la opción para que jueguen desde el minuto inicial Ariel Jaldín y Matías Abelairas. Además, volverá al pórtico el chileno Claudio Santis por Jhojan Gutiérrez.

La dirigencia del cuadro quillacolleño espera que los aficionados al fútbol “apoyen a los jugadores” en un cotejo que puede dejarlos entre los mejores.

Guabirá llegará al compromiso luego de un tropiezo ante Oriente Petrolero (2-4) en la pasada fecha. Esa derrota preocupó a la afición por tratarse de una presentación en Montero, donde los azucareros “son invencibles” en su propósito de buscar un voleto para un torneo internacional.

Para bajar la molestia, el entrenador Víctor Hugo Andrada preparó un equipo ofensivo para arrebatarle puntos al Benjamín de la División Profesional. El ataque seguirá siendo controlado por Alejandro Quintana y Juan Vogliotti.

El cuadro montereño tiene la presión de ganar, para alejarse del fondo de la tabla.

El partido estará controlado por el árbitro potosino Edson Ríos, quien tendrá la colaboración desde los costados por Samuel Jancko y José Vidal.