Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 15:13

Oriente vuelve a caer en casa y se pone la soga al cuello en la Sudamericana

3
3
Oriente vuelve a caer en casa y se pone la soga al cuello en la Sudamericana

Oriente Petrolero perdió ante Junior de Barranquilla por 1-3, en el estadio Ramón Aguilera Costas, empeorando su campaña en el grupo "H" de la Copa Sudamericana con tres derrotas en tres presentaciones y sin puntos en su casillero, tras la conclusión de la rueda de ida.

A pesar de que Oriente Petrolero mostró un fútbol vertical y explosivo, todo esto fue insuficiente para anotar su primer triunfo en esta zona, donde Junior (siete puntos), Unión de Santa Fe (cinco) y Fluminense (cuatro) siguen en la pugna por el boleto a los octavos de final.

En pocos minutos, Junior mostró la superioridad de sus delanteros ante los zagueros contrarios. A los 27', Yesus Cabrera definió de primera con ángulo cerrado y recibió la respuesta del arquero Wilson Quiñónez.

El elenco colombiano limpió la defensa de Oriente Petrolero como si fuera un parabrisas hasta llevar la pelota al costado izquierdo con Omar Albornoz, quien hizo una diagonal corta y definió con un zurdazo a los 36 minutos (1-0).

El 1-1 llegó a los 51 minutos, a través de una jugada de pizarrón en un tiro libre indirecto y que finalizó con un disparo dentro del área de Luciano Guaycochea para vencer al guardameta Sebastián Viera, quien hasta esta jugada estaba ganando el duelo a los delanteros con sus atajadas.

El elenco de Barranquilla tenía una visión ofensiva y movía la pelota por todo el frente del ataque. Sin el espacio suficiente probó con remates desde fuera del área, con Daniel Rojas y Carlos Roca, que exigieron a Viera, pero su mayor problema seguía siendo la marcación.

El segundo gol de Junior fue convertido a los 66' por obra de Albornoz que recogió un rebote de Quiñónez, tras un zurdazo de Fredy Hinestroza, en primera instancia pifió el balón, pero se repuso y amplió la diferencia (2-1).

El equipo albiverde siguió con la pisada en el acelerador, sin medir sus revoluciones y su atrevimiento fue devuelto con el 1-3, a los 97', con el gol de Hinestroza con un remate de zurda desde fuera del área que hizo picar la pelota y descolocar a Quiñónez.