Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 14:09

Nole suda, pero se cita con el noruego Ruud y va por su quinto título en Roma

El serbio, número uno del mundo, venció hoy al alemán Koepfer y se metió en su undécima final del Masters 1.000.
El serbio Novak Djokovid celebra la victoria. EFE
El serbio Novak Djokovid celebra la victoria. EFE
Nole suda, pero se cita con el noruego Ruud y va por su quinto título en Roma
El serbio Novak Djokovic, número uno de la ATP, le ganó hoy, por 6-3, 4-6 y 6-3, al alemán Dominik Koepfer (97) y jugará mañana contra el noruego Casper Ruud su undécima semifinal en el Masters 1.000 en Roma.

Djokovic, cuatro veces campeón en Roma, necesitó 2 horas y 10 minutos para imponerse a Koepfer, en un partido que pudo cerrar mucho antes de no desaprovechar hasta quince de sus 21 bolas de rotura.

El  serbio, ganador de 35 títulos ATP Masters 1.000, estuvo por delante 3-1 también en el segundo parcial, pero perdió dos veces su saque y Koepfer consiguió forzar el tercer set con un 6-4, antes de rendirse ante la superioridad técnica de su rival.

Nole, que ya había sufrido ayer ante su compatriota Filip Krajinovic, perdió la calma con ventaja 3-2 en el segundo set cuando cedió su saque a cero y rompió su raqueta, lo que provocó la amonestación del juez.

Creció en el parcial decisivo y no concedió opciones a Koepfer, que nunca había llegado tan lejos en un Masters 1.000 y que en este torneo fue capaz de ganar al australiano Alex de Miñaur en la primera ronda.

El rival de Djokovic en las semifinales será Ruud, número 34 del mundo, quien ganó una batalla de dos horas y 57 minutos para eliminar con un 4-6, 6-3 y 7-6 (5) al italiano Matteo Berrettini, número 8, para avanzar por primera vez a las semifinales del Masters 1.000 de Roma.

Djokovic, campeón este año en el Abierto de Australia, Dubai y Cincinnati, nunca se ha enfrentado en su carrera a Ruud, ganador este año en Buenos Aires.

Nole llegará a la cita de mañana, a la que podrán asistir mil espectadores, después de que la primera parte del torneo se disputara a puerta cerrada, con un récord de 29 victorias y una sola derrota en esta temporada. Su único revés es la descalificación que sufrió en el Abierto de Estados Unidos cuando dio un involuntario pelotazo a una jueza de línea.