Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 08 de agosto de 2020
  • Actualizado 11:34

Nadal, Djokovic y Federer, en exhibición contra los incendios en Australia

Según afirmaron miembros de la organización del torneo, hasta ahora se han recaudado un total de 2,8 millones de dólares australianos por parte de la comunidad global de tenis.
Rafa Nadal, en un partido pasado. EFE
Rafa Nadal, en un partido pasado. EFE
Nadal, Djokovic y Federer, en exhibición contra los incendios en Australia
Los tres tenistas más exitosos de la historia, el español Rafael Nadal, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer participaron en el evento organizado por el Abierto de Australia bajo el nombre de “AO: Rally for Relief” con la intención de recaudar fondos para combatir los devastadores incendios que están teniendo lugar en Australia.

También estuvieron presente el austriaco Dominic Thiem , el australiano Nick Kyrgios, el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alex Zverev; así como la estadounidense Serena Williams, la danesa Caroline Wozniacki, la japonesa Naomi Osaka, la checa Petra Kvitova y la estadounidense Coco Gauff, en cuanto a jugadores que disputarán el cuadro final a partir del lunes.

Según afirmaron miembros de la organización del torneo, hasta ahora se han recaudado un total de 2,8 millones de dólares australianos por parte de la comunidad global de tenis.

El evento arrancó con un video que mezcló imágenes de los devastadores incendios con las voces de los jugadores participantes apoyando la causa para reunir fondos y destinarlos a la reparación de sus efectos.

El cantante local Mark Seymour fue el siguiente en coger el testigo del evento y deleitó al público que acudió a la Rod Laver Arena con una actuación muy emotiva.

A continuación, los presentadores del evento remarcaron la labor de los bomberos y dedicaron un sonoro aplauso a representantes de la brigada presente en el acto en nombre de todos los compañeros que luchan por combatir las feroces llamas.

“Veinte años he estado viniendo a este país que me han servido para reunir grandes recuerdos, es por eso que ahora quiero apoyar esta causa”, comentó Williams antes de recibir una cálida ovación.

Respecto a los partidos de exhibición, la primera capitana Williams escogió en su equipo a Djokovic, Nadal, Kvitova y Thiem; mientras que la otra capitana Wozniacki se decantó por Tsitsipas, Zverev, Osaka y Gauff.

El primer partido fue el dobles que enfrentó a Wozniacki, campeona en 2018, y Tsitsipas, semifinalista en la edición pasada, frente a Djokovic y Serena, campeones de siete ediciones del Abierto de Australia.

El siguiente enfrentamiento fue el partido entre los zurdos Nadal, campeón en 2009, y Kvitova, subcampeona el año anterior, ante Osaka, vigente campeona del Abierto de Australia, y Zverev.

También estuvo al mando del micrófono el jugador de tenis adaptado Dylan Alcott, quien cuenta en su palmarés con todos los Grand Slam.

Finalmente, todos los jugadores acabaron enfrentándose contra todos los rivales del otro equipo y demostraron, una vez más, las filigranas que son capaces de ejecutar sobre una pista de tenis pero esta vez en clave de humor.

También hubo tiempo para que Nadal hiciera realidad el sueño de una aficionada, miembro de un equipo de un servicio australiano antiincendio, tras disputar un juego con ella como compañero de dobles.

Los tenistas aceleraron el ritmo después de que Nadal advirtiera de que se iba “a poner en serio” en el juego de desempate que disputó junto a su eterno rival Djokovic frente a los jóvenes Zverev y Tsitsipas.

Después de que el equipo abanderado por Serena se llevara el partido, ambas escuadras presentaron a una nueva estrella.

La tenista danesa dio entrada a Kyrgios; mientras que Williams anunció la llegada de Federer.

Tras la incorporación del suizo, Nadal desveló que ambos jugadores han decidido donar 250.000 dólares australianos para intentar remediar en la medida de lo posible los daños provocados por el fuego.

Los nuevos participantes también empuñaron la raqueta, el primero de ellos, Kyrgios, para hacer de entrenador sirviendo un cesto de pelotas; mientras que el segundo de ellos, Federer, ejerció de pupilo intentando golpear los objetivos.

Para poner punto final a la cita, los últimos jugadores en saltar a la pista protagonizaron un partido a un set en la que tanto Kyrgios como Federer demostraron un alto nivel tenístico.