Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:49

Nadadores Tórrez y Castillo prevén reanudar entrenamientos con miras a Tokio 2020

Ante el visto bueno de las autoridades para el retorno a los entrenamientos en piscina, más bañistas se mostraron interesados en seguir el mismo camino y presentar sus protocolos.
Karen Tórrez, durante un entrenamiento. CORTESÍA
Karen Tórrez, durante un entrenamiento. CORTESÍA
Nadadores Tórrez y Castillo prevén reanudar entrenamientos con miras a Tokio 2020

Los nadadores Karen Torrez y Gabriel Castillo recibieron el permiso del Gobierno Nacional para retornar a los entrenamientos pensando en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (postergados para el 23 de julio y 8 de agosto de 2021 por la pandemia del coronavirus), lo cual animó a más bañistas a que hagan su respectiva solicitud para volver a practicar en piscina.

En un primer comunicado biministerial por parte de la cartera de Salud y de Educación, Deportes y Culturas publicado el pasado 25 de julio se informó que se aprobaron los protocolos de uso para 16 instalaciones, entre ellos el de Torrez, mientas que el 1 de agosto salió un segundo comunicado con el visto bueno para otras nueve instituciones y en el mismo se encuentra el de Castillo.

“Es un paso importante el que se dio porque ahora podrán entrenarse con normalidad para obtener una plaza a los Juegos Olímpicos”, informó Pedro Cervantes, presidente de Federación Boliviana de Natación (Febona), que hace unas semanas envió los respectivos protocolos de los nadadores.
Torrez trabajará en el Club Petrolero de La Paz junto a su entrenadora Vanessa Mejía, mientras que Castillo lo hará en el Club Medley de Santa Cruz bajo las órdenes del profesor Yassir Abdalla.

Si bien ya tienen el permiso para retornar a la piscina la nadadora cochabambina está a la espera de que el Viceministerio de Deportes le mande al club una autorización para su funcionamiento, mientras que Castillo no tendrá muchos problemas en ese sentido porque el establecimiento pertenece a su entrenador.
Las normas básicas que deberán cumplir los dos bañistas en los clubes son de bioseguridad en tiempos de la pandemia del COVID-19. “Al ingreso tendrán contacto con las personas que están a cargo de la seguridad, se les tomará la temperatura, habrá el desinfectado respectivo, pasarán a la piscina, se entrenarán y de igual manera se retirarán. Esto quiere decir que no utilizarán ninguno de los otros predios del club”, explicó Cervantes.

Torrez, quien compitió en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016, retomará su entrenamiento en las pruebas de 50 y 100 metros libre, eventos en los que competirá en Tokio gracias a que por el momento es dueña de una de las dos plazas de universalidad que entrega la Federación Internacional de Natación (FINA).

El deportista cruceño Castillo que compitió en Río 2016, no se perjudicó en su entrenamiento por la cuarentena gracias a que su familia es propietaria del Club Samix en Santa Cruz y los últimos meses tuvo acceso a la piscina porque su casa está en el mismo escenario deportivo.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad