Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 07:38

Miranda, primer juvenil qhochala en ir a Chile

El tenista de mesa pondrá al deporte valluno en lides internacionales tras cinco años (2014), cuando Cáceres jugó un torneo bolivariano de la disciplina. 
El deportista cochabambino Alejandro Miranda, con su ráqueta, trofeo y medallas antes del viaje hacia Arica. Dico Solís
El deportista cochabambino Alejandro Miranda, con su ráqueta, trofeo y medallas antes del viaje hacia Arica. Dico Solís
Miranda, primer juvenil qhochala en ir a Chile

Alejandro Miranda, de 18 años, será el primer juvenil cochabambino, tras cinco años, en jugar un torneo internacional de tenis de mesa. El valluno participará  del torneo sudamericano de la disciplina en Arica, Chile. El certamen se desarrollará del 20 al 23 de este mes.

Steffany Cáceres fue la anterior tenista de mesa qhochala que compitió en un campeonato realizado en tierras foráneas, cuando compitió en un bolivariano de la disciplina, que tuvo lugar el 2014 en Perú.

Miranda viajará mañana rumbo a la sede de la competencia continental, que comenzará el jueves en el vecino país, con el objetivo de agarrar “roce internacional” y sacar “lo mejor” de la experiencia que tendrá en Chile.

El valluno logró su pasaje al certamen continental en un torneo nacional de tenis de mesa que se celebró en Tarija el fin de semana anterior. Miranda sacó una medalla de bronce en dicha competición.

“Esta será mi segunda experiencia internacional. Juego ping pong desde niño y me desempeño en el tenis de mesa desde finales de 2017. Entreno tres veces a la semana”.

Anteriormente, Alejandro participó de un campeonato Abierto disputado en Campogrande, Brasil el año pasado.

La segunda ráqueta de Bolivia tiene la rutina de entrenar los lunes, miércoles y viernes en sesiones de cuatro horas cada una; divididas en potenciar la técnica y trabajos físicos.

Miranda apunta que a pesar de que los deportistas cochabambinos pueden practicar en las canchas de la Asociación de Tenis de Mesa de Cochabamba; en el coliseo Evo Morales de la avenida Humboldt, el problema es la falta de entrenadores “de mayor experiencia y rodaje”.

“Tenemos buenos entrenadores, pero les falta mayor roce. Eso nos deja un tanto estancados acá en la Llajta. Es un esfuerzo tremendo practicar el tenis de mesa por el factor económico. No hay apoyo de las autoridades para este deporte”.

El cuero de una ráqueta o paleta de calidad profesional cuesta aproximadamente 100 dólares y necesita un recambio cada seis meses, según informó un contacto de la asociación, que pidió mantener su nombre en reserva.

A pesar de las dificultades recién mencionadas y descritas, Miranda logró el cupo en el combinado nacional para representar al país en el torneo de Arica, desde mañana.

“Es algo que me llena de entusiasmo y alegría porque tendré la oportunidad de representar a mi tierra en un certamen internacional. Será un sueño hecho realidad para mí y daré todo de mí en el campeonato de Chile”.