Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:43

El Millonario se acomoda entre los primeros, Wilster cae al sexto lugar

Con 41 puntos en la tabla de posiciones el equipo de Always Ready alcanzó a The Stronget tras ganarle a Wilsterman por 1 a 0
Incidencias del partido entre Always Ready y Wilstermann. APG
Incidencias del partido entre Always Ready y Wilstermann. APG
El Millonario se acomoda entre los primeros, Wilster cae al sexto lugar

Con 41 puntos en la tabla de posiciones el equipo de Always Ready alcanzó a The Stronget tras ganarle a Wilsterman por 1 a 0, la tarde del domingo en el estadio Municipal, de El Alto (La Paz) por la vigésima primera fecha del Campeonato Apertura de la División Profesional que regenta la Federación Boliviana de Fútbol.

El partido comenzó con pronóstico reservado, la suma de puntos para los dos equipos era obligatorio considerando que el campeonato ingresó a la recta final y cas uno está en la búsqueda de asegurar una plaza para un campeonato internacional, entre las ambiciones está la Copa Libertadores de América en la fase de grupos, para ese fin tienen que terminar ubicados en el primer y segundo puesto de la tabla.

Con esa idea ingresaron los equipos al gramado verde, donde se produjo algo inusual en el segundo tiempo, pues la pelota que salía fuera del campo de juego en el sector de los rojos aparecían dos y eso molestó al cuerpo técnico, no era para menos, además la pérdida de tiempo era evidente, en un cotejo muy complicado.

Como si ello fuese poco a los 94 minutos del compromiso se suscitó una discusión en el sector de Wilstermann en el que el asistente técnico, Víctor Ramondino perdió la cabeza, se fue con todo en contra de la humanidad del cuarto árbitro del encuentro, Jhonny Visaluque a quien le dio un cabezazo, dura sanción que se le viene al miembro del cuerpo técnico del aviador, el incidente molestó al público que despidió al expulsado en medio del insulto, pues estaba fuera de sí.

La única conquista del compromiso fue convertida por Nelson Cabrera a los 18 minutos, con un cabezazo certero que dejó mal parado al golero Arnaldo Giménez, quien se esfuerza, pero nada puede hacer para evitar la conquista conseguida y que sería la única del compromiso ante un equipo que creció en el segundo tiempo.

Para la victoria el equipo de Omar Asad, quien dirige a la plantilla desde las tribunas, sufrió en la segunda etapa, pero los cambios que ensayó también le dieron un respiro para enfrentar al aviador que no se cansó de buscar el arco que era custodiado por Carlos Lampe quien se esforzó y quedó lesionado por la exigencia al que fue sometido.

Cristian Díaz, director técnico de los rojos cochabambinos también realizó cambios en la planilla, esas variantes les permitieron rearmar líneas y complicarle la vida al millonario que terminó el compromiso abatido, además no pudo sumar más goles, el único tanto del primer tiempo le permitió al local sacar ventaja en su casa.