Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 07:12

FECHA 12 DEL CLAUSURA

La Máquina Vieja se arregla ante Aurora

Destroyers, que marchaba último, venció 1-0 al Celeste y complicó al club de Adorno en su intención de sumar de a tres. 
Nicolás Marotta de Aurora, en una acción trabada ante su adversario de Destroyers. APG
Nicolás Marotta de Aurora, en una acción trabada ante su adversario de Destroyers. APG
La Máquina Vieja se arregla ante Aurora

Aurora tropezó ayer en su intento por sumar los tres puntos necesarios. Debía hacerlo en su visita a Destroyers, pero se vio superado por la mínima diferencia, con el gol que marcó José Cortés, a los 63 minutos. Dejó el estadio Ramón Aguilera Costas con la preocupación a cuestas. La Máquina Vieja, que marchaba última, respira, pues el triunfo por 1-0 le sirvió para acercarse a la posición de los demás elencos en la carrera por huir del “fantasma” del descenso.

Cortés le dio la victoria a los cuchuquis con una definición excelente. Se trató de un disparo que envió la pelota hacia el ángulo. Inalcanzable para el buen arquero celeste Agustín Cousillas.

El delantero colombiano tuvo una tarde bastante activa, superando a los defensores visitantes por todos los frentes y, en particular, por la derecha.

Los amarillos pudieron llevarse un triunfo con un marcador más amplío; sin embargo, en sus mejores momentos, cuando tenía al Equipo del Pueblo a su merced, apareció Cousillas para evitarlo.

El arquero tuvo atajadas acertadas que lo transformaron en figura. El propio Cortés intento hacer un doblete, pero se encontró con el meta.

Fue el primer triunfo de los destroyanos bajo la conducción del entrenador Carlos Leeb, cuyo discurso cambió y esa modificación se notó dentro del campo de juego por la agresividad con la que sus jugadores encararon el encuentro.

Cuando Destroyers parecía desprotegido, sin rumbo, apareció Lorgio Álvarez en un compromiso trascendental. El cruceño se encargó de controlar el medio sector, de distribuir el balón y de dar órdenes para bloquear a Aurora. Todo salió como esperaba el cuadro local.

La propuesta de Aurora apareció sin peso. El elenco valluno logró arrancarse la presión, pero el desgaste fue mayor y se quedó sin fuerzas para empujar el ataque.