Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:16

EUROCOPA

Lukaku asusta y Bélgica gana sin despeinarse (3-0)

El goleador del Inter fue la figura del compromiso y aportó con dos tantos para el contundente triunfo belga.
Romelu Lukaku (i) celebra uno de los goles que anotó en el 3-0 de Bélgica sobre Rusia. EFE
Romelu Lukaku (i) celebra uno de los goles que anotó en el 3-0 de Bélgica sobre Rusia. EFE
Lukaku asusta y Bélgica gana sin despeinarse (3-0)

Bélgica, con un imparable Lukaku, autor de dos goles, superó hoy sábado sin despeinarse a una inofensiva Rusia (3-0), demostrando que le sobran armas para ganar la Eurocopa. El equipo de Roberto Martínez fue una máquina sin fisuras. Con una disciplina casi militar y sin apenas florituras, los 'diablos rojos' dieron un golpe sobre la mesa.

Con un gol en cada parte, Lukaku demostró por qué es el terror de cualquier defensa. Eso sí, en la segunda parte los belgas se limitaron a dormir el partido con la mente puesta en rivales de mayor enjundia. 

Lukaku acaparó toda la atención en la primera parte. Después de unos minutos de tanteo y ante una ruidosa afición local, el fornido delantero aprovechó la primera ocasión que tuvo para marcar. Los rusos pidieron fuera de juego, pero el futbolista del Inter de Milán aprovechó el fallo garrafal de Seménov en el despeje para disparar de primeras y marcar con la zurda, pese a que el remate no fue limpio (1-0).

Courtois era un mero espectador. Bélgica quería sentenciar en la primera parte. Y así fue. Un centro sin aparente peligro fue despejado por un inseguro Shunin y el rechace lo aprovechó el recién entrado Meunier (2-0) y así terminó el primer tiempo del match.

En la segunda parte, llegó el momento que todos estaban esperando. Eden Hazard saltó al campo. Tenía unos veinte minutos para dejar algún destello de su gran clase.Lo intento en un par de ocasiones, pero sin suerte.

En cambio, Lukaku sí estaba enchufado. Aprovechó un pase largo de Meunier poco antes del pitido final para batir al guardameta ruso (3-0). El silencio del estadio fue su mejor homenaje.