Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 23 de abril de 2024
  • Actualizado 00:10

+ FÚTBOL

Liverpool se corona rey del Mundial de Clubes

El brasileño Firmino hizo el gol del título en el minuto 90, frente a un duro Flamengo, en la final del torneo que organizó la FIFA, en Doha, Catar 2019.

Liverpool se corona rey del Mundial de Clubes

El brasileño Roberto Firmino dejó al Flamengo sin lograr el sueño del segundo título mundial de clubes y coronó ayer al Liverpool por primera vez en su historia tras marcar el único gol de la final en el comienzo de la prórroga.

Estor muy feliz porque hice el gol del título, pero este triunfo es gracias al desempeño de todos los jugadores del equipo”.

El delantero, que ya fue fundamental en la semifinal contra el Monterrey mexicano con un gol en el tiempo de descuento, decantó una final dura e intensa en el estadio Internacional Khalifa de Doha, capital de Catar.

El Liverpool, seis veces campeón europeo, rompió así una racha de tres finales perdidas (1981, 1984 y 2005), sucedió al Real Madrid como campeón del Mundial de Clubes y prolongó la hegemonía del fútbol europeo.

El Liverpool arrancó la final a toda velocidad. En apenas cinco minutos dispuso de tres oportunidades en las botas de Firmino, en un mano a mano con Diego Alves, Keita y Alexander-Arnold.

El ímpetu del Liverpool bajó, sin embargo, pasados los primeros 15 minutos  renunció a la posesión.

Ello favoreció al Flamengo para crear peligro con el trabajo incansable de Gerson en el medio y la velocidad endiablada de Bruno Henrique en el ataque.

En la segunda parte el partido se rompió con los dos equipos en busca de un gol que se percibía como definitivo.

Firmino volvió a fallar inexplicablemente un remate a media altura, franco, desde el punto de penal que estrelló al palo. Salah tampoco consiguió a definir dentro del área un centro cruzado.

El “más querido” de Brasil avisó con un disparo de Gabigol que se fue alto. 

El número 9, héroe en la final de la Libertadores dos goles, pidió además un penal por un toque de Van Dijk en la cara. El árbitro y el VAR guardaron silencio.

El máximo goleador del equipo continuó percutiendo. Lo intentó de nuevo con una media chilena. Alisson, bien posicionado, atajó bien.

En la prórroga, a la que el equipo carioca llegó extenuado y en un contragolpe conducido por Mané lo culminó Firmino ante el delirio de los aficionados que gritaron el tanto del título de los clubes.

El delantero de la selección brasileña no erró a la tercera, controló, amagó y disparó para darle al Liverpool su primera corona mundial que es la primera de su historia deportiva e institucional luego de varios intentos.