Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 10:49

EN EL INICIO DE LA ERA DE COSTAS

Lampe evita la goleada; Terceros es la joya que encandila e ilusiona

La Selección perdió ayer por 2-0 ante Senegal, en un amistoso que dejó en evidencia la superioridad del conjunto africano. Sin embargo, Miguel fue al frente y mostró su gallardía.
Sadio Mané (i), delantero estrella del combinado africano, sale airoso ante José Sagredo.       FBF
Sadio Mané (i), delantero estrella del combinado africano, sale airoso ante José Sagredo. FBF
Lampe evita la goleada; Terceros es la joya que encandila e ilusiona

Darle pelea a Senegal, la campeona de África, era el reto para una Selección Nacional que, una vez más, ve el Mundial desde la distancia. El favoritismo del combinado africano no falló. Senegal le ganó ayer a Bolivia (2-0), en un amistoso que pudo terminar en una estruendosa goleada en el Stade de la Source, si no fuera por el siempre cumplidor arquero Carlos Lampe.

El portero con mejores números en el torneo argentino frustró los gritos de gol de los rivales, que, sobre todo en el inicio del partido, atacaron el pórtico boliviano con llegadas claras.

La superioridad de Senegal no estuvo nunca en discusión. El funcionamiento grupal, la técnica y el rendimiento físico de los jugadores que militan en ligas europeas dejaron en evidencia las falencias de una Bolivia en déficit.

El primer tanto llegó con Boulaye Dia, a los 4 minutos del juego. Sadio Mané, el delantero del Bayern de Munich, completó la victoria a los 44 minutos, de penal, luego de que Lampe quedara tendido en el suelo.

A modo de graficar lo elemental que fue el ex Boca, vale destacar que solo en la primera etapa apareció en acciones de riesgo en los minutos 12, 17, 22 y 28.

Más allá de la derrota, que marca el inicio de la era del argentino Gustavo Costas al frente de Bolivia, ha generado buenas sensaciones el juvenil Miguel Terceros, que no solo se animó y mostró carácter, sino que eludió a los senegaleses en varias ocasiones.

Tras la actuación del joven futbolista, que milita en el Santos de Brasil, los usuarios de Facebook se hicieron eco del brillo y la entrega de la promesa boliviana. 

Incluso, muchos ya se animan a apodarlo como Mago. Le vaticinan un gran futuro.