Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:32

Knijnenburg, con invitación para los Juegos de Tokio 2021

El deportista olímpico  explicó que durante el tiempo de cuarentena improvisó un polígono en su casa y practica con normalidad en la modalidad de pistola automática. Realizó las marcas mínimas en tres torneos internacionales.
Rudolf Knijnenburg, medallista Nacional en tiro deportivo.ARCHIVO
Rudolf Knijnenburg, medallista Nacional en tiro deportivo.ARCHIVO
Knijnenburg, con invitación para los Juegos de Tokio 2021

El tirador boliviano Rudolf Knijnenburg aseguró que cumplió con las marcas mínimas exigidas en tres torneos internacionales, lo que le permite obtener una invitación a los Juegos Olímpicos de Tokio que se desarrollarán el próximo año.

El deportista olímpico dijo que la cuarentena "no lo perjudico" y viene entrenando en el patio de su casa en la modalidad de pistola neumática, pero no en la modalidad de pistola rápida porque debe ser en un polígono.

"En esta cuarentena la tuve más fácil que otros deportistas, porque no he parado mi entrenamiento en la modalidad de pistola automática, lo hice en mi casa, pero en tiro rápido solo hice los movimientos técnicos", dijo el deportista.

Knijnenburg explicó que el polígono de Santa Cruz fue instalado en 1994, todo es mecánico y no reúne las condiciones para torneos internacionales; el único lugar que cumple con las exigencias está en Cochabamba, por lo que es imposible que realice los entrenamientos en ese espacio deportivo, ya que el deportista vive en Santa Cruz.

El olimpista, quien ya estuvo en Atenas 2004 y Río de Janeiro 2016, explicó que adaptó un polígono con todas las medidas de seguridad, considerando que el arma que usa es de aire comprimido.

Aseguró que con la preparación que llevó adelante está en condiciones de competir a nivel internacional (Sudamericano o Panamericano), pero tendría que adecuarse al tema de la iluminación, sin embargo, ese aspecto no es determinante.

Indicó que también trabaja en la parte física, sobre todo, para mantener la musculatura relajada y aguantar más horas de pie durante la competencia."Me han prestado algunos equipos como pesas, por ejemplo, para entrenar en casa, pero estamos haciendo algunos trabajos con el peso propio. Una persona parada por dos horas con un arma de 1.5 kilos es una desventaja y mantener la puntería", explicó.

La marca mínima exigida en la modalidad de pistola automática es de 56.3, pero él superó ese registro en tres torneos internacionales como en el preolímpico en Múnich, Alemania, (57.3); en los Juegos Iberoamericanos de Chile (57.4) y en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 (56.8).

"Soy el único deportista boliviano rancheado a nivel mundial. La semana pasada vi la clasificación y estoy en el puesto 107 ", dijo Knijnenburg.

Los deportistas que clasifican de forma directa a los Juegos Olímpicos son los que logran la medalla de oro en los Juegos Panamericanos; el Panamericano de Tiro o en el Mundial. Esta forma de clasificación se aplica en todos los continentes y, de esa forma, se accede a los Juegos Olímpicos.

"Tienes que aparecer en el ranking mundial y la comisión se encarga de elegir a los deportistas. Ahora, hay un repechaje que es el campeonato preolímpico que te permite mejorar tu posición en el ranking mundial, si asistes a los Juegos", explica.

Rudolf sostuvo que hace cinco años trabaja en el Servicio Departamental de Deportes de Santa Cruz, en el departamento de Infraestructura y Mantenimiento, pero en este tiempo está apoyando en la construcción de una plataforma en el oncológico para que hagan un hospital que será destinado a los pacientes con COVID-19.